Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

La sanidad para el autismo se hace visible cuando traemos nuestra fe en Dios a este panorama que parece imposible.

Miles de testimonios alrededor del mundo, confirman que Dios puede sanar el autismo. De hecho, también se considera un milagro recuperar poco a poco las habilidades que fueron afectadas por este desorden neurológico.

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Isaías 53:5 (RVR1960)

La sanidad en Cristo para el autismo, ha sido comprada hace más de 2000 años atrás en la cruz del Calvario. Durante su ministerio en la tierra, Jesús sanó a personas que tenían enfermedades desde el nacimiento.

Es decir, que si el poder sanador de Dios se manifestó en aquel tiempo, también se puede manifestar hoy con el Cristo resucitado. Ahora Jesucristo está sentado a la diestra de Dios Padre, eso hace todavía mucho más poderoso el milagro.

Para aumentar tu fe, te recomiendo leas este artículo Versículos bíblicos sobre el autismo

Jesús compró nuestra sanidad en la cruz

Cristo murió por nuestros pecados, por nuestra sanidad y por nuestra libertad. Entonces, lo mejor que podemos hacer es orar a Dios y pedirle que ayude a tu hijo o familiar autista a superar todas las dificultades que existan.

La sanidad en Cristo para el autismo existe en la medida que te mantengas caminando en fe. En realidad, Dios puede hacer dos tipos de sanidades: una sanidad instantánea y una sanidad progresiva.

Sanidad para el autismo instantánea

Significa que después de orar, todos los efectos y signos del autismo, desaparecen en un mismo momento. Así como Jesucristo sanó al ciego Bartimeo, también Dios puede derramar una sanidad instantánea a un niño o persona con autismo.

Sanidad progresiva para el autismo

Una sanidad progresiva es aquella en donde Dios va interviniendo poco a poco y sanando un área a la vez. Por ejemplo, el niño autista que no hablaba comienza hacerlo, pero todavía camina en puntillas de pies.

Detrás de toda sanidad de autismo, hay una familia creyendo en lo sobrenatural, creyendo en un Dios todopoderoso y en el sacrificio de Jesús en la cruz. Definitivamente que Dios interviene una y otra vez, cuando vemos que un niño supera cada una de las adversidades que trae el autismo.

La sanidad en Cristo para el autismo también es progresiva cuando puedes ver que el niño poco a poco va mejorando. Comienza a tener una mejor calidad de vida, se puede adaptar a las reuniones familiares, ya no juegas solo y así sucesivamente.

Como ves, sí hay sanidad para el autismo. Recuerda que no hay nada imposible para el que cree y todo es posible si puedes creer. Por eso dejemos que nuestros hijos especiales desarrollen su fe y que ellos mismos le pidan a Dios por sus necesidades.

También te sugiero veas este video con contenido adicional sobre la sanidad para el autismo.

¿Crees que existe la sanidad para el autismo? Escribe debajo tus ideas y comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista y quieres detectar el autismo, consulta urgente con tu pediatra. Envíame tus preguntas al correo electrónico: [email protected]

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta