Estás alimentando tu vida espiritual
¿Estás alimentando tu madurez espiritual?

¿Estás alimentando tu madurez espiritual?

Cuando no sientes hambre por saber más de Dios y acercarte más a Él, puedes caer en inmadurez, en malnutrición espiritual. Si no tienes voluntad de crecer, de estar alimentando tu madurez espiritual y te vuelves perezoso, no te vas a desarrollar hacia tu propósito ni te vas a acercar más a Dios.

Nosotros, como creyentes, debemos desarrollarnos y profundizar en la comprensión de las Escrituras. Y no me canso de decirlo: no es que ya lo hayas leído, sino que entiendas, comprendas y puedas transmitir el mensaje que viene en la Biblia. Necesitas estar alimentando tu madurez espiritual para poder reflejar mejor a Dios en tu vida. 

Pues el que se alimenta de leche sigue siendo bebé y no sabe cómo hacer lo correcto.  El alimento sólido es para los que son maduros, los que a fuerza de práctica están capacitados para distinguir entre lo bueno y lo malo.

Hebreos 5:13-14 (NTV)

Es de la misma manera que para crecer como seres humanos, debemos madurar y adquirir conocimiento de las experiencias vividas. Necesitamos alimentarnos para lograr madurez espiritual, leyendo las Escrituras y pasando más tiempo con Dios cada día. 

Lo que más desea Dios de nosotros es que tengamos una relación cercana con Él; entonces, hazlo prioridad. Necesitas buscar en la Biblia, alimentarte con la Escritura para alcanzar una madurez espiritual que te haga sentir satisfecho. 

Para transmitirles el amor y las maneras de Jesús, alimenta tu madurez espiritual

Es un hecho que reflejamos aquello con lo que pasamos más tiempo. Tú eres el dueño de tu tiempo, así que dispón de él sabiamente.  Como nuestro propósito debe ser transmitirles a otros el amor y las maneras de Jesús, no lo lograremos si no dedicamos suficiente tiempo a estar a solas con Él. 

Nos parecemos a las personas con las que compartimos más horas en nuestro día, así que si quieres parecerte más a Jesús, es esencial que puedas aumentar  el tiempo que le dedicas a Él. Es la forma de conocerlo mejor, de entablar una verdadera relación. 

Estudiando las Escrituras a diario estaremos alimentando nuestro espíritu y será más fácil llegar a la madurez. Es una cuestión de responsabilidad, constancia y dedicación. Tenemos el privilegio de conversar y pasar buena parte de nuestro día con ese Dios maravilloso, todo poderoso y lleno de amor por nosotros. 

No desperdicies tu tiempo y dedica cada día más minutos y horas a estar con Dios. Sentirás la diferencia en tu vida y la paz que sobrepasa entendimiento humano. Esa confianza de saber que te respalda el Creador del Universo no tiene igual. ¡Manos a la obra!

Oración del día

Padre Amado Jehová, debo comenzar siempre agradeciendo porque sé de Tu amor infinito y Tu bondad sin igual. Gracias por todas las bendiciones que has llovido sobre mi vida y que a veces doy por cosas sentadas, como que son normales para todos. Recuérdame siempre que estar contigo debe ser para mí el mayor tesoro, la más grande satisfacción y la forma de crecer espiritualmente. Ayúdame a dedicarte cada vez más de mi tiempo, para poder llegar a reflejarte ante otros y entonces llevarlos a ellos a ser salvos. Te lo pido en el nombre poderoso de Jesús, amén. 

Aplicación

¿Cuánto de tu tiempo diario dedicas realmente a leer la Biblia y conversar con Dios? 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Necesitamos estar a cuenta

Dios nos dio la posibilidad de acercarnos a Él por medio de su Hijo; sin embargo, tenemos que hacer nuestra parte, necesitamos estar a cuenta con Él.

Más allá de lo que podamos imaginar

No te enfoques en las circunstancias, son pasajeras. Enfócate en las maravillas que Dios está preparando para ti en la eternidad; van más allá de lo que podamos imaginar.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

8

Deja un comentario