La esperanza del gozo
La esperanza del gozo

La esperanza del gozo

De la misma manera que Jesús soportó la humillación, vejación, dolor e injusticia, porque sabía la vida que le esperaba al lado del Padre, debemos nosotros cultivar la esperanza del gozo que tendremos al irnos de este mundo. ¡Pasaremos la eternidad junto a Jesús!

Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

Hebreos 12:2 (NTV)

No debe haber mayor gozo para nosotros que esa magnífica promesa. Saber que Él nos está preparando un lugar maravilloso donde tendremos nuevos cuerpos inmortales. Un lugar donde no habrá pobreza ni injusticia, no tendremos dolor ni lágrimas

No importa si nos tildan de débiles por esperar en nuestro gozo

Hay muchos que critican abiertamente el hecho de que somos cristianos. Pero eso no nos debe afectar. Sabemos con certeza que nuestro Dios es fiel y cumple Sus promesas. Por tanto, si ellos sienten que eso es debilidad porque necesitamos un bastón para no temer, es su problema, no el nuestro. 

Sabemos del poder de nuestro Dios, por tanto, que sigan criticando. Sabemos que por haber escogido a Jesús como Señor y Salvador, tendremos vida eterna. Si ellos no lo creen, no podemos hacer más que darles las Buenas Nuevas y orar por ellos. 

Cuando no conocen de Jesús y no quieren creer, no habrá testimonio ni historia que los convenza. Buscarán desanimarnos y hasta procurarán hacernos dudar con juegos de palabras. Si nos rechazan, tenemos una gran hermandad mundial que sí cree en Dios. 

No te dejes intimidar por no creyentes. Sigue disfrutando de la paz de Dios y del gozo que nos da la esperanza que tenemos en Él. Esa esperanza de una vida después de la muerte, en un lugar perfecto y sin pecado, donde nos han preparado un espacio único a cada uno. 

Oración del día

Bendito Padre Celestial, gracias por esa esperanza que tenemos de la eternidad a Tu lado. Gracias por prepararnos ese lugar especial a cada uno de los que creemos en Ti mi Dios. Protégeme de quienes me quieran intimidar o mofarse del hecho de que soy creyente. Dame palabra cuando me inquieran con preguntas difíciles. Bendigo Tu nombre Jehová, y agradezco toda Tu bondad y misericordia. Fortalece mi fe y gracias de nuevo por el gozo que me da saber de mi destino final. En el nombre de Jesús doy gracias y digo amén. 

Aplicación

Cuéntanos de alguna vez que se han mofado de ti por ser cristiano, o te han hecho preguntas donde te quedas sin saber qué responder. 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Nadie hará tu parte

La prédica no termina en la reunión donde se la hace, ni es responsabilidad de sólo una persona, requiere que todos hagamos nuestra parte para que esté completa.

No te desgastes discutiendo

A veces podemos enfrascarnos en discusiones que solamente lastiman y no llevan a nada, por eso, no te desgastes discutiendo, actúa sabiamente.

No hay que hacer cita previa

Sabiendo que Dios siempre está presente, recuerda que no tienes que hacer cita con Él para hablarle porque siempre estará disponible para ti.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

7

Deja un comentario