Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Si bien podemos orar en todo momento y lugar, orar en las primeras horas de la mañana es algo especial. Es especial porque dedicas las primeras horas de la mañana a tu Padre Celestial y reconoces que sin Él nada puedes hacer.

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

Juan 15:5 (RVR 1960)

Modelo que seguir

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Marcos 1:35 (RVR 1960)

El éxito ministerial de Jesús fue gracias a las horas que invirtió para estar en comunión con su Padre. Antes de empezar el día, Jesús se presentaba ante su Padre y se llenaba de su presencia. Por esta razón, cuando salía a compartir el mensaje de salvación «echaba fuera demonios, sanaba a los enfermos, liberaba a los oprimidos y multitudes eran salvas»

Podemos decir que orar en las primeras horas de la mañana es especial porque antes de empezar el día te presentas ante tu Padre Celestial y eres lleno de su presencia. En consecuencia, tu día será diferente.

Independientemente del problema que estemos enfrentando, cuando hablamos con Dios, las cosas que nos abruman y los pensamientos negativos, se vuelven diferentes, porque una vez que entramos en comunión con Dios, la paz que sobrepasa todo entendimiento nos llena y tranquiliza.

Es especial orar las primeras horas de la mañana

Orar las primeras horas de la mañana nos da fuerzas para enfrentar el día, gozo para continuar y esperanza para no rendirnos. También hace que descansemos en Su obra perfecta y buena voluntad.

Busquemos siempre primero a Dios para después irnos a trabajar, ¡libres de todo ataque del enemigo!

Oh Señor, de mañana oirás mi voz; de mañana presentaré mi oración a ti, y con ansias esperaré.

Salmos 5:3 (RVR 1960)

Que las primeras horas de la mañana sean especiales para que el resto del día sea bendecido.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

11
6
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta