Padre, he pecado contra el cielo y contra ti

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti

Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.

Lucas 15:21 (RVR 1960).

«He pecado contra ti» son las palabras de un hijo que se fue de su casa para vivir perdidamente. Cuando se dio cuenta de su error volvió a su padre arrepentido, sintiéndose indigno por las decisiones que tomó, ¿cuántas veces te has sentido de este modo delante del Señor?

He pecado contra ti Señor

Y Samuel respondió al pueblo: No temáis; vosotros habéis hecho todo este mal; pero con todo eso no os apartéis de en pos de Jehová, sino servidle con todo vuestro corazón.

1 Samuel 12:20 (RVR 1960).

En estos pasajes el pueblo de Israel manifiesta su lamento por fallar al Señor «he pecado contra ti Señor» pero, Samuel les ayuda a dar el siguiente paso. Les refiere que a pesar de sus pecados ellos no deben apartarse de Dios, sino decidir servirle con todo su corazón.

Los pecados no deben quedarse en lamentaciones, no solo debes orar diciendo «he pecado» a pesar del mal que hayas hecho, el Señor desea que no te apartes de Él, al contrario, aunque sientas culpa, quiere que decidas volver a su casa.

¿Por qué Dios aún quiere que le sirva?

Pues Jehová no desamparará a su pueblo, por su grande nombre; porque Jehová ha querido haceros pueblo suyo.

1 Samuel 12:22 (RVR 1960).

Después de las duras palabras, Samuel manifiesta el motivo por el cuál deben seguir adelante, puesto que Dios no los dejará por su gran amor, porque Él ha querido que seamos su pueblo y sus hijos.

El pecado tiene consecuencias que son mejor enfrentarlas de la mano de Dios, que solos.  Él conoce nuestra debilidad y los errores que cometemos en el camino, pero no nos desecha, nos ama y no nos dejará porque ha decidido que seamos sus hijos.

Si te has apartado o te lamentas de fallar a Dios, te animo a volver con todas tus fuerzas, pide perdón por tus pecados y vuelve a realizar un compromiso con Él. Puedes orar diciendo «He pecado contra ti Señor, perdóname, regreso a tus brazos y decido servirte con todo mi corazón».


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Con deseos de venganza?

Los deseos de venganza nos alejan de la voluntad de Dios, mejor dejemos nuestra causa en Sus manos, Él obrará con justicia divina.

Tiempo de alegrarnos en los problemas

Dios nunca dijo que no tendríamos problemas por creer en Él.

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario