Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando nos hacen algo que no nos gusta, tenemos opciones. Sin embargo, generalmente, no es la de ofrecer la otra mejilla. Reaccionamos de acuerdo a nuestra carnalidad. No respondemos, lo que hacemos es reaccionar.

Si analizáramos lo que nos hicieron y nos tomáramos un tiempo para responder, entonces lo haríamos de acuerdo al espíritu.

Actúa sabiamente

Si alguien te da una bofetada en una mejilla, ofrécele también la otra mejilla. Si alguien te exige el abrigo, ofrécele también la camisa. Dale a cualquiera que te pida; y cuando te quiten las cosas, no trates de recuperarlas.

Lucas 6:29-30 (NTV)

La idea de ofrecer la otra mejilla es justamente indicándonos que no reaccionemos. Pero no significa que seamos pasivos o evitemos la justicia. Es acerca de pensar y tomar el tiempo necesario para tomar las decisiones con sabiduría. A este versículo anterior podemos acompañarlo del siguiente:

Si tus enemigos tienen hambre, dales de comer. Si tienen sed, dales agua para beber. Amontonarás carbones encendidos de vergüenza sobre su cabeza, y el Señor te recompensará.

Proverbios 25:22 (NTV)

Lo que otros verán como debilidad nos hará vencedores

Y diríamos que cuando no “reaccionamos” ganamos, pues les hacemos sentir peor a quienes nos agredan. Si reaccionamos perdemos porque estamos cediendo a lo que nos hacen. Cuando tenemos la razón podemos responder de manera correcta porque no necesitamos convencer a nadie ni probar nada.

Si no hicimos nada para que reaccionen de la manera que lo hicieron, debemos pensar que deben estar teniendo problemas. Lo asumimos, dando el beneficio de la duda para lograr responder y no reaccionar. Eso nos fortalece porque nos coloca por encima de las circunstancias.

Dejar que las circunstancias nos hagan reaccionar nos lleva a una vida sin control, disfuncional. Al ofrecer la otra mejilla, nos damos suficiente tiempo para considerar quiénes somos, cómo nos debemos comportar y cuál es la manera más sabia para responder. Seremos vencedores.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

7
3
1
1
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta