Quién realmente sabe que tan malo es
¿Quién realmente sabe qué tan malo es?

¿Quién realmente sabe qué tan malo es?

»El corazón humano es lo más engañoso que hay, y extremadamente perverso. ¿Quién realmente sabe qué tan malo es? Pero yo, el Señor, investigo todos los corazones y examino las intenciones secretas. A todos les doy la debida recompensa, según lo merecen sus acciones».

Jeremías 17:9,10 (NTV)

Una ventana para ver el corazón

Se cuenta que un profesor de escuela dominical hablaba con sus estudiantes la historia de un filósofo romano que deseaba que todos los hombres tuviesen abierta una ventana en su corazón para que pudieran ver todo lo que pasaba dentro de él.

  • Señor- dijo uno de sus discípulos-, yo creo  que si esto hubiese sido posible, muy pronto el filósofo habría deseado también una puerta para cerrarla.

¿Qué tan malo es el corazón?

El Señor  le dice a Jeremías, en el capítulo 17, versos 9 y 10 que el corazón humano es lo más engañoso que hay y que es extremadamente perverso.

Dios, que puede escudriñar nuestros corazones, que lo conoces todo y sabe todo de nosotros, nos deja saber que no debemos poner nuestra confianza en nuestro corazón, en nuestros sentimientos ni en los hombres.

Mucha gente te dirá que sigas a tu corazón, que te dejes  guiar por él, pero ten cuidado, Dios nos advierte que es engañoso.

Los sentimientos cambian, las emociones varían de acuerdo a las circunstancias, la gente puede defraudarnos, pero Dios es el único que no cambia, que tiene planes de bien para tu vida y que ha prometido estar contigo, guardarte, acompañarte y fortalecerte todos los días de tu vida.

El único que sabe qué tan malo puede ser el corazón es Dios. La gente  puede darnos una  imagen que no es real y traicionarnos, por eso no debemos confiar ciegamente en las personas, nuestra confianza debe estar en el Señor, quien escudriña los corazones.

No pongas tu confianza en la gente ni permitas que tu corazón tome el timón de tu vida, deposita toda tu confianza, tus sueños, tus anhelos y proyectos en las manos de Dios. Pídele que él escudriñe tu corazón y te muestre todo aquello que no le agrada.

Oración del día

Amado Señor Jesús, vengo a pedirte perdón por todas las veces que he puesto mi confianza en las personas y no en ti, perdóname por dejarme guiar por mi corazón antes que por tu Palabra. 

Gracias porque siempre me has estado cuidando y porque tengo la oportunidad de corregir mis caminos y empezar a tomar decisiones confiando solamente en ti y en tus promesas.

Te pido que me ayudes, me des fortaleza y me guíes en cada paso que dé, que escudriñes mi corazón y me muestres todo aquello que no te agrada. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Alguna vez tomaste decisiones solamente confiando en tu corazón y dejaste de lado la Palabra de Dios? ¿Cuál fue tu experiencia?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Su grande misericordia nos hizo renacer

Dios nos hizo renacer para darnos una herencia incorruptible y que no perece, ¡cuan agradecidos debemos estar por su infinito amor!

Tenemos dos clases de entendimiento

Hay dos tipos de conocimiento, el espiritual y el del mundo. Mucha gente se enfoca en desarrollar el conocimiento humano, pero nosotros debemos desarrollar más el espiritual.

Sus tiempos, no los nuestros

Nos gusta que las cosas sucedan cuando nosotros queremos, en el momento que planeamos, y olvidamos que los Sus tiempos son mejores que los nuestros.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

1

Deja un comentario