Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Muchos quieren ser un instrumento del Señor, pero no saben cómo empezar o qué hacer. En esta oportunidad me gustaría compartir contigo cómo un joven realizó un gran servicio a Dios, sin ocupar un cargo, con poco presupuesto; solamente prestando su voz.

Jonatán fue un instrumento del Señor

Viendo, pues, David que Saúl había salido en busca de su vida, se estuvo en Hores, en el desierto de Zif. Entonces se levantó Jonatán hijo de Saúl y vino a David a Hores, y fortaleció su mano en Dios. Y le dijo: No temas, pues no te hallará la mano de Saúl mi padre, y tú reinarás sobre Israel, y yo seré segundo después de ti; y aun Saúl mi padre así lo sabe.

1 Samuel 23: 15-17 (RVR 1960).

Jonatán era el mejor amigo de David, sabía que su padre, el rey, lo buscaba para quitarle la vida y fue a encontrarse con su amigo para apoyarlo. Tal vez Jonatán no podía rescatar a David, darle todas las respuestas o incluso quedarse a su lado, pero hizo una labor esencial «fortaleció su mano en Dios.»

David estaba escondido en un desierto, quizá con miedo a ser encontrado por los que lo acechaban, pero su amigo fue un instrumento del Señor. Primero, lo animó con estas palabras «no temas» Jonatán le recuerda porqué no debe temer; «no te hallará la mano de Saúl mi padre», sabía que Dios lo protegería ya que tenía un plan para él.

Segundo, le recuerda la promesa de Dios para su vida «tú reinarás sobre Israel». Esta palabra ya la había recibido David de parte del Señor, por tanto, sus palabras lo consolaron y le dieron fuerzas para continuar; fueron un instrumento para fortalecer sus manos en Él.

Yo puedo ser una bendición

Siempre enfrentaremos dificultades, pero es un enorme gozo cuando alguien se preocupa por nosotros e incluso nos ayuda a tener nuevas fuerzas para seguir adelante. Es una gran bendición ser utilizado por Dios para bendecir a otros.

Te animo a ser un instrumento del Señor, a servirlo sin ocupar un cargo o sin tener mucho para dar. Simplemente puedes visitar a aquel que enfrenta un problema, recuérdale el amor de Dios y las promesas que Él tiene para su vida. Ayúdale a renovar sus fuerzas, si estás dispuesto Él te guiará y utilizará tus labios.

¡Sé un instrumento del Dios vivo!


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
12
3
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta