Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

En ocasiones nos gusta algo tanto que no somos capaces de ver el peligro que encierra hasta que es demasiado tarde;  y tú, ¿te aferras a algo que podría destruirte?

No subestimes el poder que tiene

Existe una especie de águilas tan atrevidas que atacan a las focas. Clavan repetidamente sus garras en la foca, y con la fuerza de sus alas las arrastran hasta la orilla, procurando llevársela a su nido.

Sin embargo, algunas veces la foca es demasiado fuerte para el águila, y no pudiendo soltar ésta a su presa cuando está un poco elevada, a causa de la curvatura de sus garras, la foca es la que arrastra al águila, que se ve obligada a ceder y entrar en las aguas y se ahoga.

Con el pecado sucede lo mismo, mucha gente subestima el poder que puede tener en sus vidas, creen que lo tienen controlado y cuando intentan librarse de él, ya es demasiado tarde.

¡Estás a tiempo!

No te aferres a algo que podría matarte, quizás no de forma literal  pero sí podría destruir tu familia, tu empleo, y tu vida eterna.

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 6:23 (RVR1960)

Cuando Dios nos manda a apartarnos del pecado, no lo hace por maldad o porque no quiere vernos felices; por el contrario, como Padre amoroso, Él ve las consecuencias y el sufrimiento que puede causarnos a futuro.

Aléjate de aquello que te está destruyendo, ¡aún estás a tiempo!

Si sabes que algo podría destruirte, ¿te seguirías aferrando a eso?

Existen muchas personas arrepentidas que por no renunciar a tiempo al pecado hoy viven un calvario; sus vicios destruyeron sus vidas, familias, su carrera profesional, perdieron todo lo que tenían por creer que eran más fuertes que el pecado y para cuando se dieron cuenta, ya era más tarde.

Es verdad que Dios puede restaurar familias y levantar al pecador arrepentido, pero las consecuencias están y hay que enfrentarlas. Entonces, ¿seguirás aferrándote a algo que puede matarte?

El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Proverbios 28:13 (RVR1960)

No es fácil dejar algunas cosas, pero cuentas con la ayuda del Espíritu Santo. Es tiempo de dejar de esconder aquello a lo que te estás aferrando. Quizás nadie lo sabe ni lo ha notado, pero tú y Dios conocen la verdad y Él quiere darte la oportunidad de ser libre y salvarte de una muerte segura.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

7
3
0
0
1
0
Already reacted for this post.