Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Al preguntar si te atreves a caminar por el fuego, no te estamos invitando a que lo hagas físicamente. La idea es leer el libro de Daniel en la Biblia. En él está el relato de cómo  lanzaron a Sadrac, Mesac y Abed-nego a un horno con fuego encendido porque no se rindieron ante otros dioses; ante una figura de oro que había mandado a hacer el rey Nabucodonosor. Cuando el rey se asomó a ese horno dijo ver a cuatro figuras en lugar de tres. Y no se quemaron.

Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo.

Daniel 3:21 (RVR 1960)

Para saber si nos atrevemos a caminar por el fuego, revisémonos

¿Tendrás esa fe que tuvieron ellos tres, que prefirieron que los lanzaran al fuego, que disgustar a nuestro Dios?

Es interesante preguntarnos eso. ¿Le damos la espalda a otros dioses en el mundo? La avaricia, la codicia, el orgullo. ¿Hasta dónde estamos dispuestos a defender nuestra creencia? ¿Estamos firmemente convencidos del poder de Dios? Es bueno que pidamos a Dios que nos revise y nos haga ver si nuestra fe está fuerte o no.

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos

Salmos 139:23 (RVR 1960)

¿Qué hacer para tener una fe fuerte?

Cuando conocemos de Dios, queremos tener la fe que tuvo David ante el gigante, la fe que tuvo Job cuando todo le fue mal. Debemos revisarnos a diario y apartar tiempo para conversar con Dios. En oración, conversamos con Él y leemos Sus respuestas en la Biblia.

Estemos dispuestos a atrevernos a caminar por el fuego ante las circunstancias, con la certeza de que Dios hace todo posible.

 Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo.

1 Samuel 17:37 (RVR 1960).

Una fe fuerte

Si nos hacemos el propósito de tener una fe fuerte, inamovible, podremos caminar por el fuego de las circunstancias de la vida sin quemarnos. Tendremos retos, problemas que deberemos enfrentar, pero sabiendo del amor de Dios por nosotros y de Su gran poder, todo lo venceremos.

Compartamos cada vez más tiempo con Dios para estar aferrados al conocimiento de Su gran poder. El Dios que hace lo imposible posible. Ese es nuestro maravilloso Dios.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
14
1
0
0
0
Already reacted for this post.