¿Y estás preparado para la eternidad?

¿Y estás preparado para la eternidad?

Muchas veces nos afanamos en el presente, en prepararnos para esta vida, nos consumen las preocupaciones de aquellas cosas que podrían pasar en el futuro, pero, ¿estás preparado para la eternidad?

Se cuenta que Samuel Vila le preguntó a un joven ingeniero, indiferente al evangelio, acababa de terminar sus estudios y entraba en la vida activa, cuánto tiempo necesitó para obtener su diploma.

  • No menos de 5 años, contando los años de preparación y de práctica- contestó el joven.
  • ¿Y cuánto tiempo te parece que va a durar tu carrera?
  • Supongo que unos 40 años, quizás menos si  la edad de jubilación es adelantada- fue la respuesta.
  • Cinco años de intensa preparación para un porvenir de 40 años terrenales te parece que vale la pena, y ¿no consagras ni una hora para prepararte para tu porvenir eterno?   Estudiaste muchos libros para instruirte en tu especialidad y seguramente dentro de un tiempo ya habrán perdido vigencia. Entonces, ¿no deberías dedicarle más  tiempo al Libro que nunca pierde vigencia y que te ayudará a prepararte para la eternidad?

¿Estás preparado para la eternidad?

Es una pregunta que cada uno debe responder. A veces creemos que para que pasemos a la eternidad tenemos buenos años por delante y no hay apuro en dedicarle tiempo a eso. Sin embargo, la vida terrenal es pasajera y en cualquier momento podemos dejarla.

Deja de actuar neciamente y empieza a prepararte para la eternidad, y prepararnos para la eternidad no significa que descuidemos nuestra familia, estudios o trabajo, sino que le demos el lugar de importancia que merece.

Es importante prepararnos para nuestra vida terrenal, pero no puedes dejar de lado tu preparación para la eternidad, porque, ¿de qué te servirá ser reconocido en la tierra si pierdes tu alma?

¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma?

Mateo 16:26 (NTV)

Los reconocimientos terrenales son pasajeros, lo que hagamos para nuestra vida eterna es lo que perdurará eternamente.

Oración del día:

Señor, ayúdame a ser sabio en el uso de mi tiempo, que la necesidad y el deseo de buscarte y conocerte más siempre estén presentes en mi vida y, así, yo pueda prepararme para la eternidad contigo. Que cada día puedas ir perfeccionando mi vida y cumpliendo tu propósito en mí. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación:

¿Qué estás haciendo para prepararte para la eternidad? 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Insignificantemente grandes

Como niños, con humildad y sencillez

Con resultados duraderos para la eternidad

Puedes hacer muchas cosas buenas por los demás, pero nada se comparará con darles la oportunidad de tener la vida eterna.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

1

Deja un comentario