Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
En la Biblia encontramos que el matrimonio es una institución creada por Dios; hay varios pasajes que indican cómo se debe conducir una pareja y qué deben tener presente en su relación. Pero también se hace referencia a las situaciones que pueden poner en peligro el matrimonio.

Estos versículos bíblicos hablan sobre la infidelidad de pareja, y por qué es algo que Dios rechaza; no solo porque atenta contra la santidad del matrimonio, sino también porque acarrea varios pecados que no le agradan.

Versículos bíblicos sobre la infidelidad de pareja

No sean infieles en su matrimonio.

Éxodo 20:14 (TLA)

Ni sean infieles en su matrimonio.

Deuteronomio 5:18 (TLA)

Pero el que se acuesta con la mujer de otro es un torpe, se destruye a sí mismo.

Proverbios 6:32 (PDT)

El Señor aborrece a los mentirosos, pero le agradan los que viven en la verdad.

Proverbios 12:22 (NBV)

Ustedes saben que se dijo: No cometas adulterio. Pero yo les digo: El que mira con malos deseos a la mujer de otro, ya está adulterando con ella en el fondo de su corazón.

Mateo 5:27-28 (BLPH)
Te recomendamos leer: ¿Qué dice la Biblia sobre la infidelidad de pareja?

Jesús respondió:
—¿No han leído las Escrituras? Allí está escrito que, desde el principio, “Dios los hizo hombre y mujer”. —Y agregó—: “Esto explica por qué el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su esposa, y los dos se convierten en uno solo”. Como ya no son dos sino uno, que nadie separe lo que Dios ha unido.

Mateo 19:4-6 (NTV)

Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio.

Hebreos 13:4 (TLA)

Así que, huyan de los pecados sexuales.
Ustedes también dicen: «Ningún pecado que el ser humano pueda cometer tiene que ver con el cuerpo físico».Sin embargo yo digo que el que comete inmoralidad sexual peca contra su propio cuerpo. ¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo? Ustedes han recibido al Espíritu de Dios y habita en ustedes. Entonces, ustedes no son dueños de su cuerpo, porque Dios los ha comprado por un precio. Así que, con su cuerpo, honren a Dios.

1 Corintios 6:18-19 (PDT)

No se mientan unos a otros, porque ustedes ya se han quitado la vieja naturaleza pecaminosa y todos sus actos perversos. Vístanse con la nueva naturaleza y se renovarán a medida que aprendan a conocer a su Creador y se parezcan más a él.

Colosenses 3:9-10 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.