Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Los problemas para dormir son dos veces más comunes entre los niños con autismo, que entre aquellos que no están dentro del espectro.

Cuando en una familia hay un niño con autismo, una buena noche de descanso no está garantizada para nadie.

Las personas dentro del espectro frecuentemente tienen problemas para conciliar el sueño y permanecer dormidos. Estos problemas para dormir pueden empeorar ciertas características en los niños con autismo, como las habilidades sociales deficientes y los comportamientos repetitivos. Esto a su vez, pueden traer más dificultades para conciliar el sueño.

Causas de los problemas para dormir en niños autistas

1. Malos hábitos para dormir

Los hábitos para dormir están relacionados con lo que hacen los niños antes y cuando se acuestan. A qué hora se van a la cama y dónde se acuestan también son factores que afectan el sueño.

En mi artículo 5 tips para los problemas del sueño en niños con autismo explico cómo lidiar con los problemas del sueño y desarrollar rutinas positivas antes de que el niño se vaya a dormir.

2. Problemas digestivos

Los problemas digestivos están muy relacionados con los problemas del sueño porque traen mucha incomodidad que no dejan dormir al niño. Por esa razón, el niño se despierta continuamente. Puede tener cólicos, gases, cándida, indigestión, etcétera.

Los problemas digestivos también pueden traer problemas en la conducta del niño como irritabilidad, agresividad y retrasos en el habla.

3. Problemas con el entorno donde el niño duerme

Una causa común de los problemas para dormir en niños con autismo está relacionada con el ambiente donde duerme. Si el entorno de tu hijo es demasiado cálido, frío, iluminado o ruidoso, puede tener serias dificultades para descansar y conciliar el sueño. Además, ambientes así pueden ser un problema particular para los niños dentro del espectro con sensibilidades sensoriales.

Los niños autistas necesitan un entorno adecuado para poder desarrollar el hábito de dormir sin interrupciones y también necesita de la cooperación de la familia para brindarle el ambiente que necesita.

4. Ruidos externos

Los ruidos externos pueden afectar el sueño de los niños con autismo y el de toda la familia. Estos ruidos pueden ser cohetes (en especial durante las fiestas), vecinos ruidosos, gritos o llantos fuera de su habitación, alto volumen del televisor, entre otros.

5. Medicamentos

Existen medicamentos que pueden alterar el sueño del niño. Por ejemplo, muchos niños autistas toman estimulantes, que se sabe que causan insomnio.

En el caso del Aripiprazole, si la dosis que se le da al niño es mayor a la requerida, puede causar conductas agresivas estereotipadas y por supuesto, un efecto negativo en el sueño. Si es tu caso, consulta inmediatamente con el especialista.

Si tu niño con autismo tiene problemas para dormir, no podrá aprender durante el día ni avanzar en su desarrollo y calidad de vida.

6. Dispositivos electrónicos

Muchos problemas para dormir en niños con autismo están asociados a la permanencia de pantallas dentro de la habitación. Estas pueden ser el televisor, computadora, iPad, entre otros.

Por naturaleza, los seres humanos reaccionamos a la luz. Por lo tanto, es importante sacar todos los dispositivos electrónicos dentro de la habitación del niño para que no tenga interrupciones mientras duerme.

Te recomiendo leas este artículo ¿Por qué los niños con autismo quieren el iPad todo el tiempo?

7. La ansiedad y otras condiciones de salud

La ansiedad afecta de día, pero también afecta de noche. Un niño con ansiedad puede tener hábitos malos del sueño y durante la noche esa misma ansiedad, lo despierta.

Otras condiciones de salud pueden ser:

  • La depresión.
  • Asma y otros problemas respiratorios.
  • Eccemas, rascaduras y picaduras.

También te sugiero veas este video con contenido adicional sobre los problemas para dormir en niños con autismo.

¿Conoces otras causas que generen problemas para dormir en niños con autismo? Escribe debajo tus ideas y comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista y quieres detectar el autismo, consulta urgente con tu pediatra. Envíame tus preguntas al correo electrónico: [email protected]


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta