Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

«No sé qué hacer», es la frase que todos hemos dicho. Y la solución es más sencilla de lo que te imaginas: ¡ora! Eso es lo mejor que puedes hacer cuando no sabes qué hacer. Casi parece una inacción… ¡pero no lo es! Si eres cristiano, sabes que la oración es muy poderosa, y si no lo eres ¡ahora ya lo sabes! (De nada 😁)

¿Soy la única persona a la que le pasa?

Todos nos hemos encontrado alguna vez en esa encrucijada de no saber qué hacer. Unos nos hemos paralizado, y otros nos hemos lanzado al agua a la hora de tomar acción en nuestra vida. Estoy muy segura de que en ese momento piensas en elegir la mejor opción, la que te lleve al éxito. Quieres hacer lo que es mejor no sólo para ti sino para quienes te rodean.

En otros casos, puede que —como yo— tratando de evitar el error, algunos terminen no decidiendo nada (y eso también es una decisión).

Por esa razón, porque es muy complicado querer elegir bien y al mismo tiempo no saber qué hacer o cuál es la mejor decisión que puedes tomar… Te voy a compartir:

7 principios bíblicos para tomar buenas decisiones cuando digas «No sé qué hacer»

1. Recuerda que la oración no es una lámpara de deseos, es la evidencia de nuestra comunión con Dios

Así que este es el momento de analizar tu comunión con Dios si es que anhelas tomar decisiones guiadas por Él.

2. Recibiremos lo que pidamos de acuerdo a la voluntad de Dios (y no a la nuestra)

Algunos piensan que Dios va a conceder todos los deseos que tengamos, pero la verdad es que Jesús nos dijo más que eso:

Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran, ¡y les será concedido.

Juan 15:7 (NTV)

¿Estamos permaneciendo en Jesús antes de pedirle algo?

3. Sabremos cómo orar a Dios si nos mantenemos unidos a Jesús y le obedecemos

Si ustedes se mantienen unidos a mí y obedecen todo lo que les he enseñado, recibirán de mi Padre todo lo que pidan.

Juan 15:7 (TLA)

Entiendo que es mucho más fácil tomar únicamente la última frase de las palabras de Jesús —en el contexto—; pero para recibir respuesta de Dios a nuestras oraciones, primero debemos obedecerlo.

Es justo cuando eso sucede que vamos a saber qué orar, cómo orar y qué pedir. Con lo cual, podemos estar seguros que eso que pidamos estará alineado a la voluntad de Dios, y por ende, recibiremos respuesta.

4. Si pedimos bien ¡vamos a ver respuesta!

Y cuando piden, lo hacen mal, porque lo único que quieren es satisfacer sus malos deseos.

Santiago 4:3 (TLA)

¿Con qué motivación estamos pidiéndole cosas a Dios?

5. Para pedir bien necesitamos ser libres y lo que nos hace libres es una relación con Jesús

Jesús le dijo a la gente que creyó en él: —Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.

Juan 8:31-32 (NTV)

¿Cómo está nuestra relación con Jesús?

6. Después de orar hay evidencia del poder de Dios

Yo haré todo lo que ustedes me pidan. De ese modo haré que la gente vea, a través de mí, el poder que tiene Dios el Padre.

Juan 14:13 (TLA)

7. Dios responde las oraciones

Te doy gracias por contestar mi oración, ¡y por darme la victoria!

Salmos 118:21 (NTV)

Tenemos a un Padre bueno, así que cuando no sepas qué hacer ¡ve a Dios! Él sí sabe qué es mejor… Juntos podemos declarar: Dios es #MiLugarSeguro


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
3
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta