Nunca había pensado tanto en lo difícil que puede llegar a ser tener paciencia.

Soy de esas personas que trabaja fuerte y que siempre espera un resultado en el momento que yo considero correcto.

En medio de la espera y los procesos me he dado cuenta de la importancia de entender el paso a paso de cada cosa que pasa en mi vida.

Los procesos tienen una razón de ser, y si bien el tuyo es la sanidad en tu cuerpo, superar una ruptura amorosa, o simplemente aprender a cocinar, todos en algún momento sentimos que no podemos esperar más. Y yo me he encontrado en esa posición muchas veces.

Por eso, quiero contarte que no vale la pena amargarse por los tiempos de espera, ni por lo difícil que pueda ser cada etapa de tu proceso. Lo que sí puedo decirte con certeza es que hay belleza en el proceso.

Cómo superar el sentimiento de frustración en medio del proceso:

  1. Escribe TODO: Cuando te hablo de escribir todo, me refiero a todo. Qué tipo de proceso estás viviendo, qué estás esperando, qué resultados quieres ver, cómo te sientes en medio de este momento de tu vida. Puedes empezar un diario y ponerte como meta escribir TODOS los días.
  2. Lee MUCHO: Leer parece aburrido, pero créeme que cuando en medio de todas estas circunstancias que estás enfrentando sacas tiempo para leer, el tiempo se vuelve menos denso y te permite ver más allá de lo que estás esperando. Leer tiene muchos beneficios, no solo para tu mente y tu intelecto, sino también para tu corazón y tu paciencia. Encuentra un tema que te apasione, algo que quieras aprender, algo en lo que quieras profundizar, y lee.
  3. Ora por TODO: Ya sé que muchos dirán que es muy religioso este punto, pero no, estás equivocado (a). Para mí, la oración es literalmente, una conversación que sostengo con mi mejor amigo, con esa persona que entiende todo lo que vivo, siento, anhelo, y que me escucha sin cansarse y que actúa pensando solo en mi bienestar. Hablar con Dios en medio de cada momento del proceso, te va a permitir ver más allá de la espera, y te permitirá hallar belleza en el proceso.
  4. Diviértete SIEMPRE: Los seres humanos tenemos la mala costumbre de amargarnos con mucha facilidad, y soy culpable de ello, lo reconozco. Pero en medio de la espera, cuando decidí dejar de amargarme, empecé a divertirme. Encuentro razones para dejar ir lo que me turba, y eso me llena de felicidad, y tú también puedes hacerlo. La música juega un papel muy importante para mí, cuando de divertirme se trata. Busca canciones que te levanten, que te llenen de alegría y que te hagan pensar en cosas buenas. Diviértete.
  5. DEJA TODO EN MANOS DE DIOS: Recuerda que cada cosa que pasa tiene una razón, y muchas veces no tenemos que entender esa razón, pero si le dejamos a Dios el espacio para que obre, sin cuestionar sus tiempos, te vas a sentir mucho más cerca de Él y mucho más tranquilo. Te vas a sentir en paz.
Te interesa:  ¡Detente!

Hay belleza en el proceso, solo tienes que abrir tus ojos y tu corazón para hallarla.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.