Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Os ruego, pues, hermanos por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.

1 Corintios 1:10 (RVR 1960)

¿Pasas tiempo de calidad con tu familia? Muchos creen que con regalos lujosos o frases hermosas pueden compensar las horas y los días perdidos con sus seres más cercanos, ¿Realmente eso será posible?

Quizá nos hemos acostumbrado a realizar nuestras actividades diarias, lo que en algunos casos ocupa la mayor parte de nuestro día. Pero al tener la oportunidad de estar más horas con los miembros de nuestra familia, a veces hasta nos sentimos extraños estando a su lado, ¿Te ha pasado alguna vez?, ¿Te sientes extraño en tu propia casa?

Debemos ser conscientes que en ocasiones hemos hecho de nuestros hogares unos super hoteles, y no porque tengamos que pagar para pasar la noche, sino porque sólo llegamos a descansar. Es posible que hayas tenido un día agotador, pero no te olvides que en casa te espera tu esposa, tus hijos, tus padres, tus hermanos, etc.

¿Sabes por qué creo Dios la familia? No sólo es para la procreación y la multiplicación de los seres en este mundo, sino también se trata de construir un refugio para que sus miembros se preparen para ingresar a la sociedad, sirvan a Dios y a sus semejantes.

Si hoy tienes a tu familia completa, a tus hijos, tu esposa y a tus padres juntos, aprovecha al máximo ese tiempo con ellos, porque no volverá jamás. Este es el mejor momento de conocer a los tuyos, de levantarse para orar y hacer devocionales, de hacer juegos que les ayuden a relacionarse mejor, de dejar atrás todo egoísmo y dar en lugar de recibir, de amar sin condiciones y ayudar al que se siente desfallecer.

Es posible recuperar una economía quebrada, objetos valiosos, pero no el tiempo que le das a tu familia.

Sabemos que todas las cosas nos ayudan a bien, y es en esta época donde debemos aprovechar para fortalecer los lazos familiares, por ello, necesitamos invertir tiempo en la familia.

Aprovecha cada minuto para estar en comunión con Dios, pero también con tu familia, sin importar en la posición que te encuentres, ya seas padre, hijo, esposo, etc.; debes saber que no hay mejor regalo que el tiempo que uno le puede dar a los suyos.

Los días de nuestra edad son setenta años; y si en los más robustos son ochenta años, con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, porque pronto pasan y volamos.

Salmo 90:10 (RVR 1960)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

4
11
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta