En estos tiempos es difícil vivir sin preocupaciones. Algunos hasta podrían asegurar que sin ellas no podemos vivir. No obstante, a continuación hay cuatro buenas razones por las cuales debemos decirle adiós a las preocupaciones, y evitar que ellas tomen el control de nuestras vidas:

1. Deja de preocuparte porque la vida es más importante que las cosas materiales.

“Por tanto les digo: No se afanen por su vida, qué han de comer o qué han de beber; ni por su cuerpo, qué han de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?” – Mateo 6:25 (RVA-2015)

Los problemas financieros, amorosos, de salud, las noticias, y otros asuntos que nos preocupan parecen tener mucha importancia. Llenamos nuestra mente con las posibilidades de lo que debería o podría pasar; y esto nos hace ciegos a lo que ocurre a nuestro alrededor. Sin embargo, la verdad es que ninguno de nuestros problemas tienen mayor importancia que el valor de la vida. Pueden ocurrir mil cosas en nuestro entorno, pero cada día que tenemos es una nueva oportunidad. Lamentaciones 3:22-23 dice que Dios la misericordia de Dios se hace nueva cada mañana, esto quiere decir que mientras estemos vivos tenemos esperanza en Dios; y por lo tanto, no debemos preocuparnos.

2. Deja de preocuparte porque Dios cuida de ti.

“Miren las aves del cielo, que no siembran ni siegan ni recogen en graneros; y su Padre celestial las alimenta. ¿No son ustedes de mucho más valor que ellas?” – Mateo 6:26 (RVA-2015)

Ser creación de Dios no solo significa que fuimos hechos por Él, sino que cuida de nosotros. Cuando la preocupación nos agobia, podemos llegar a pensar que estamos solos y no hay nadie a nuestro lado que nos ayude a confrontar una situación; no obstante, Dios está al pendiente de cada criatura de la creación, especialmente de nosotros. ¿No es eso reconfortante?

3. Deja de preocuparte porque no tenemos el control de lo que sucede.

“¿Quién de ustedes podrá, por más que se afane, añadir a su estatura un milímetro?” – Mateo 6:27 (RVA-2015)

Corrie Ten Boom dijoLa preocupación no vacía el mañana de su dolor. Vacía el hoy de su fuerza.” Nada bueno sale de la preocupación, porque, aunque sea difícil de admitir, la gran parte de las cosas escapan de nuestro control. Esto parece una mala noticia, pero en realidad no lo es. No tener el control de lo que sucede quiere decir que Dios es quien tiene el mando, y Él jamás permite que sus hijos desfallezcan. Entonces, si no tenemos control de lo que sucede, ¿para qué seguir preocupándonos?

4. Deja de preocuparte porque eres valioso para Dios.

“¿Por qué se afanan por el vestido? Miren los lirios del campo, cómo crecen. Ellos no trabajan ni hilan; pero les digo que ni aun Salomón, con toda su gloria, fue vestido como uno de ellos. Si Dios viste así la hierba del campo, que hoy está y mañana es echada en el horno, ¿no hará mucho más por ustedes, hombres de poca fe? Por tanto, no se afanen diciendo: ‘¿Qué comeremos?’ o ‘¿Qué beberemos?’ o ‘¿Con qué nos cubriremos?’. Porque los gentiles buscan todas estas cosas, pero el Padre de ustedes que está en los cielos sabe que tienen necesidad de todas estas cosas. ” – Mateo 6:28-32 (RVA-2015)

Si a nosotros nos importan nuestros problemas, a Dios le importan más. Él envió a Jesús para que muriera en la cruz y se llevara nuestros pecados. No lo hizo para darnos una vida libre de problemas, sino para pasar la eternidad con Él. Mateo 6:33 (TLA) dice: “Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.” Que esto sirva de ánimo y tranquilidad para que aprendamos a dejar nuestras preocupaciones en las manos de Dios y comencemos a pensar en los asuntos eternales, que son lo que más importan.

Te interesa:  ¿Por qué septiembre es el mes de la Biblia?

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.