Pese a que los tiempos han cambiado y las costumbres son diferentes, los aciertos y errores de las personas siguen siendo los mismos. Esto se ve reflejado en las historias de personajes bíblicos. En aquellos tiempos hubieron padres que cumplieron su labor con excelencia; mientras que otros fallaron y afrontaron consecuencias terribles. Estas son cinco lecciones acerca de la paternidad que podemos aprender de algunos personajes bíblicos:

1. Un padre no es quien engendra

José era el prometido de María, y cuando se enteró de que ella estaba embarazada, no la rechazó y ni la abandonó. En aquellos tiempos, María pudo haber muerto apedreada por estar embarazada antes de la boda. José tenía el derecho de humillarla en público. Sin embargo, él ≪no quería infamarla, quiso dejarla secretamente≫ (Mateo 1:19). Posteriormente, tras ser visitado por un ángel, José acogió a María y a Jesús. Aunque la Biblia no relata su interacción con Jesús, podemos deducir de que lo trató como a uno de sus hijos.

El buen ejemplo de José demuestra que no hay que ser padre biológico para ser considerado papá. Hay millones de varones que han engendrado hijos, pero que nunca se han ocupado de ellos. La paternidad es más que contribuir con un espermatozoide para crear vida: es responsabilizarse por un hijo, proveer para sus necesidades y criarlo con amor y buen ejemplo.

2. Un padre está pendiente de sus hijos

David fue un hombre ejemplar, pero, lastimosamente, no fue el mejor papá. Uno de sus hijos abusó sexualmente de su hija (2 Samuel 13); dos de sus hijos quisieron apoderarse del trono e incluso amenazaron con matarlo (2 Samuel 15; 1 Reyes 1) y mientras que uno planeó un complot contra otro de sus hijos (1 Reyes 2). La conducta de los hijos de David evidencia la poca comunicación que tenía con ellos. Su pasividad al momento de corregirlos tuvo consecuencias graves. El mal ejemplo de David como padre enseña que parte del rol de paternidad implica estar pendiente de los hijos, conocerlos a profundidad y entablar una relación de confianza que permita que ellos se sientan en libertad de confiarles sus pensamientos.

3. Un padre no tiene favoritos

Jacob tuvo doce hijos varones y algunas más mujeres, pero de todos ellos ≪amaba a José más que a sus otros hijos porque le había nacido en su vejez≫ (Génesis 37:3). Este favoritismo hacia José hizo que sus demás hermanos lo odiaran y no le dirigieran ni una sola palabra amable (37:4). Con el tiempo, esto se intensificó hasta que llegaron a venderlo como esclavo a José. Esta actitud de Jacob es una muestra que preferir a un hijo puede crear riñas entre hermanos. El amor de un padre hacia sus hijos debe ser por igual. De esta manera promueve la unidad entre sus hijos y también sirve de ejemplo para cuando ellos tengan sus propias familias.

Te interesa:  3 claves para lograr tus metas

4. Un padre ora por sus hijos

Job fue un padre que se preocupaba por la salud espiritual de sus hijos. La Biblia dice que «se levantaba temprano por la mañana y ofrecía una ofrenda quemada por cada uno de ellos, porque pensaba: “Quizá mis hijos hayan pecado y maldecido a Dios en el corazón”.» (Job 1:5). En la actualidad no tenemos que sacrificar animales para recibir perdón de Dios, pero sí podemos orar. Job demostró que es importante ser ejemplo como padres. Él fue un hombre recto que amó a Dios hasta el final, y ese fue el legado que inculcó en sus hijos. Esta es una lección que todo padre debe aplicar hasta el día de hoy.

5. Un padre ama a Dios ante todo

Abraham es un personaje bíblico recordado por su fe. Incluso cuando Dios lo puso a elegir entre Él y su hijo, Abraham tuvo fe en que Dios haría lo mejor para su familia (Génesis 22). Abraham no fue un mal padre por poner a Dios sobre todo lo demás; todo lo contrario: al hacerlo demostró que lo mejor para su hijo era tener como prioridad a Dios. Su ejemplo de paternidad es algo que debe aplicarse en estos tiempos. Hay poder en la oración, y Dios responde a quienes acuden a Él con un corazón sincero y arrepentido.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.