Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré.

Hebreos 13:5 (RVR1960)

Muchas veces vivimos quejándonos por lo que no tenemos y dejamos de agradecer a Dios por lo que poseemos.

Un virus ha tenido que llevarnos a valorar a nuestras familias, amigos, trabajo, iglesia y todo lo que con facilidad tuvimos por la gracia de nuestro Señor Jesucristo.

Cuántos de nosotros no le hemos dicho: ¡Señor! ¿Por qué a mí? En lugar de decirle: ¡Gracias!

Quizá has estado disconforme por lo pequeña que es tu casa, pero ¿te has preguntado cómo se sustentan  aquellos que mensualmente pagan el alquiler?

Es posible que le hayas cuestionado a Dios del por qué te puso en una familia como la que tienes. Pero, ¿has analizado cómo en estos tiempos hay muchos quienes han perdido un ser querido a causa de la pandemia? Cuán lamentable es saber que un día un familiar tuyo puede salir de casa sin tener la mínima idea de no retornará jamás, ni darte a ti la oportunidad de despedirte de él (ella) o finalmente de darle una cristiana sepultura.

¿Te das cuenta lo privilegiado que eres al no tener que pagar por el aire que respiras? Hay personas que por falta de respiradores o quizá, por no tener las posibilidades para cancelar sus requerimientos, fueron desahuciados. 

Pero también te has preguntado, ¿Por qué la enfermedad no tocó tu morada y el alimento no faltó en tu mesa? Así es Dios, grande en misericordia. Él no te abandonará en estos momentos de necesidad, no te preocupes por lo que mañana vendrá.

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-7 (RVR1960)

No te afanes por esta vida, y empieza a agradecer y a valorar las cosas que Dios te ha dado o ¿prefieres esperar a perder para entonces reflexionar en el valor que tiene?


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

8
2
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta