Bendiciones unas tras otras
Bendiciones, unas tras otras

Bendiciones, unas tras otras

Nadie se puede jactar de merecer el amor de Dios y, sin embargo, ¡su amor es tanto! Es un amor inmenso, incondicional, inigualable, como ninguno, un amor eterno. Inmerecido. Y nos llueve bendiciones una tras otra, cuando lo amamos y lo recibimos como nuestro Dios. 

De su abundancia, todos hemos recibido una bendición inmerecida tras otra. 

Juan 1:16 (NTV)

Ese Dios Todopoderoso, Omnipotente, Omnisciente, Sanador. Dios vivo y único, te ama como nadie te amará jamás. Aunque no te creas que lo mereces, porque no es cuestión de obras. Es por esa Gracia Divina que posee, que nos hace Sus hijos, nos cobija y nos protege de todo. 

Y solo quiere que tengamos una relación con Él. No una religión, no se trata de hacer una serie de rituales para conseguir Su atención. Él nos demostró desde el primer momento en que nos creó, que nos amaba y quería el bien para nosotros. 

Pues yo sé los planes que tengo para ustedes—dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.

Jeremías 29:11 (NTV)

Desde nuestra Creación, y lo podemos leer en la Biblia, Él fue preparando el camino para demostrarnos ese gran amor. La prueba a la que sometió a Abraham, con su hijo, pidiendo que lo diera como sacrificio era para demostrarnos cuánto nos ama, ya que dio a Su único Hijo, Jesús, como paga por nuestros pecados. 

Toma a tu hijo, tu único hijo—sí, a Isaac, a quien tanto amas—y vete a la tierra de Moriah. Allí lo sacrificarás como ofrenda quemada sobre uno de los montes, uno que yo te mostraré.

Génesis 22:2 (NTV)

La gracia de Dios es algo que Él otorga. Algo que no merecemos ni nos podemos ganar. Es Su amor y misericordia los que lo llevan a ser tan bondadoso y bueno con nosotros. Por ello, debemos recordarlo a cada instante y vivir en actitud permanente de agradecimiento con nuestro Dios.

Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es solo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!)

Efesios 2:4-5 (NTV)

Nadie se gana las bendiciones porque no son por obras

Y nos sigue lloviendo bendiciones aunque no las merezcamos. No nos llueve bendiciones porque nos las hayamos ganado. No. Él se deleita en complacernos. Pero nunca te equivoques y le pidas incansablemente algo que no te da. Acepta que Él sabe lo que es mejor para ti y por ello, pide todo de acuerdo con Su voluntad. 

¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. Él volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados.

Miqueas 7:18-19 (RVR1960)

Todos somos diferentes y a algunos les ha sido favorecido el tema financiero. A otros, el tema relacional. A muchos el tema espiritual. Sin embargo, no es para cuestionar a Dios. Él es soberano y debemos temerosamente respetarlo. Él es Dios y solo Él lo es. 

No oses pensar que puedes tener soluciones más dignas de un Creador como el nuestro. Con eso, estás cometiendo pecado. Recuerda que así fue que Satanás perdió Su lugar en el cielo, por querer ser más que Dios. Y fue él mismo el que engañó a Eva y Adán ofreciéndoles esa fruta con la línea de que serían como Dios. 

—¡No morirán!—respondió la serpiente a la mujer—. Dios sabe que, en cuanto coman del fruto, se les abrirán los ojos y serán como Dios, con el conocimiento del bien y del mal.

Génesis 3:4-5 (NTV)

Dios nos mostró gracia infinita al enviar a Su único Hijo a ser el sacrificio para el perdón de los pecados de toda la humanidad. El dolor que tiene que haber sentido al sentir los maltratos hechos a Jesús y luego la separación que vino al momento en que muere…aunque fuera para luego mostrar Su gloria. Tenemos que estar eternamente agradecidos por esto.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16 (RVR 1960)

Solo mantente cerca de Dios, con actitud constante de agradecimiento y reconocimiento de Su Soberanía. Respetándolo como Dios, respetando Tu cuerpo como creación Suya y como lugar donde habita el Espíritu Santo que Él nos da cuando lo invitamos a ser nuestro Salvador

Oración del día

Mi Dios y mi Señor, cuánta gracia y gentileza la que muestras para con nosotros. Qué belleza saber cuánto nos amas y cómo te agrada complacernos y vernos bien. Que yo sepa siempre respetar Tus designios en mi vida, y deje de atreverme a cuestionar Tus maneras. Solo Tú eres mi Dios, el Dios único y vivo. Dios verdadero, que nos amas como nadie nos amará y que nos das bendiciones, unas tras otras, porque te place hacerlo. Gracias mi Dios. Perdona mis faltas y ayúdame a estar cada día más cerca de Ti. Te lo pido en el nombre de Cristo Jesús, amén. 

Aplicación

¿En qué área de tu vida o del mundo, has pensado que Dios debía hacer las cosas de manera diferente?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

El éxito está en lo que no se ve

El éxito en las cosas que hacemos no está solamente en lo que se ve, la mayor parte está en las cosas que no se ven pero que realmente importan.

¿Vives buscando pelea?

Sin importar las diferencias que tenemos con los demás, lo importante es respetar diversos puntos de vista y respetar los nuestros, sin andar buscando pelea.

¿Vives como un hijo de Dios?

Debes vivir como un hijo de Dios, pero no en tus propias fuerzas o logros, necesitas del Espíritu Santo, sin Él sólo serás un religioso más.

Tiempo de lectura:

3 minutes

Autor

Comentarios

Likes

3

Deja un comentario