Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Si bien a nadie le gusta pasar por pruebas, es innegable que es en esos momentos difíciles cuando aprendemos más, ¿te ha pasado?

Una escuela personalizada

Cuentan que a un pastor convaleciente de una grave enfermedad, uno de los miembros de su congregación le hizo la siguiente observación: 

  • Señor, aunque Dios lo acabe de sacar de las puertas de la muerte, nos tememos que necesitará usted bastante tiempo antes de poder recuperar su vigor usual y tener la mente lo bastante clara para poder predicar como antes.

El hombre de Dios le respondió: 

  • Está usted equivocado, mi amigo, en estas seis semanas de enfermedad he aprendido más de Dios, que por mis estudios y todos mis años de ministerio, y espero predicar ahora con su ayuda, no lo que he leído en libros, sino lo que Él me ha enseñado en su Escuela Particular.

¿Cuándo aprendiste más acerca de Dios?

Todos enfrentamos diferentes pruebas en nuestra vida. Algunas son fáciles y otras nos lleva mucho tiempo superarlas.

Cuando estamos en medio de las pruebas y nos enfrentamos a nuestra condición humana, llega un momento en el que entendemos que no podemos solos, que por mucho que lo intentemos, nuestra inteligencia y fuerzas no podrán sacarnos adelante.

Es en ese momento cuando buscamos el socorro de Dios, cuando rendimos nuestra voluntad y Él puede levantarnos y mostrarnos sus planes para nuestras vidas. No importa cuál sea la prueba que estás atravesando, Dios quiere enseñarte algo especial para tu vida.

Los tiempos de aprendizaje son aquellos que más turbulencia traen a nuestra vida, y aunque no nos gusten, son necesarios para nosotros. No solo pulen nuestro carácter, sino que nos acercan a Dios y nos permiten conocerlo de forma personal.

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10 (RVR1960)

Dios está buscando una relación personal contigo, búscalo, entrega tus cargas y permite que Él te revele su gracia y poder en cada circunstancia.

Oración del día

Amado Padre, aunque los tiempos de prueba son muy difíciles a veces, reconozco que también son necesarios para mi vida, que son instrumentos que tu usas para acercarme a ti y permitirme conocerte mejor. 

Gracias Señor por tanto amor, por no abandonarme nunca y por el contrario, buscar una relación más personal conmigo.  

Ayúdame a recordar que sin importar lo que esté atravesando, tú eres Jehová-Jireh (Proveedor), Jehová–Rafa (El Señor que Sana), Jehová-Nissi (Nuestro estandarte), Jehová–Tsidkenu (Nuestra justicia), Jehová–Shalom (El Señor es nuestra paz) y que eres capaz de suplir cualquier necesidad que tenga o cualquier situación que atraviese. En el nombre de Jesús, Amén.

Aplicación

¿En qué momentos de tu vida crees que creció más tu relación con Dios?


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

Reactions

10
12
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta