La fragancia de Cristo

La fragancia de Cristo

A todos nos encantan los buenos olores, las fragancias agradables, por eso, nos esmeramos en estar siempre pulcros y tener perfumes a la mano para colocarnos y tener ese aroma delicioso. Pero como cristianos, debemos cargar la fragancia de Cristo.

Nuestras vidas son la fragancia de Cristo. Lo leemos en la Biblia y debemos difundir esa fragancia donde quiera que vayamos. La fragancia de Cristo, cuando somos salvos, es un aroma que atrae y un estilo de vida que admiran. Es la mejor manera de hacer saber de Cristo.

Así que, ¡gracias a Dios!, quien nos ha hecho sus cautivos y siempre nos lleva en triunfo en el desfile victorioso de Cristo. Ahora nos usa para difundir el conocimiento de Cristo por todas partes como un fragante perfume. Nuestras vidas son la fragancia de Cristo que sube hasta Dios, pero esta fragancia se percibe de una manera diferente por los que se salvan y los que se pierden.

2 Corintios 2:14-15 (NTV)

Debemos difundir la fragancia de Cristo y reflejar Su imagen

Somos obras en construcción, vasijas de barro que nuestro Dios está moldeando poco a poco para ser la obra maestra que Él imaginó al darnos la vida. Conscientes de esto, debemos amar, adorar y estrechar nuestros lazos con Dios a diario. Tiene que ser prioridad en nuestras vidas. 

Poco a poco iremos siendo reflejos de Él para otros. Emanaremos la fragancia de Cristo e iremos siendo transformados a Su imagen por Su Espíritu. Estemos conscientes cada instante de Su gran amor por nosotros y de que al decir que somos cristianos, tenemos la responsabilidad de reflejarlo a Él.

Así que, todos nosotros, a quienes nos ha sido quitado el velo, podemos ver y reflejar la gloria del Señor. El Señor, quien es el Espíritu, nos hace más y más parecidos a él a medida que somos transformados a su gloriosa imagen.

2 Corintios 3:18 (NTV)


Debemos reconocer que es un privilegio grandísimo el que Dios nos haya escogido como hijos y nos llamemos Sus seguidores. No podemos olvidar que es una gran responsabilidad. Somos responsables ante Dios por nuestras decisiones, la manera cómo vivimos y las actitudes con las que andamos. 

No es suficiente el dejar de hacer lo malo, como lo dijo el apóstol Santiago, sino que tenemos que hacer todo lo bueno que sabemos y podemos hacer. Debemos estar listos para cuando Dios nos llama a hacer una buena obra, y entonces dejar sentir la fragancia de Cristo y reflejar Su imagen a otros. 

Oración del día

Amado Padre Jehová, vengo ante Tu presencia humildemente a rendirte mi vida Señor. Ayúdame a reflejar Tu imagen y a difundir la fragancia de Cristo en todo lo que haga y diga. Déjame ver cuando no esté yo siendo justo o generoso, benevolente o gentil. 

Quiero reflejar Tu imagen, y que sientan en mí Tu aroma, Tu fragancia.  Quiero adorarte siempre y servirte, sin olvidar la gran responsabilidad de llamarme Tu hijo y decir que soy cristiano. Gracias Señor, en el nombre de Jesús te oro, amén y amén.

Aplicación

Cuéntanos de algún momento en el que te han dicho que reflejas ciertamente a una persona seguidora de Jesús. 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Labios brillantes de limpios

Dios nos dio el don de la palabra para que hablemos, nos comuniquemos, pero debemos cuidar mucho ese don, debemos tener los labios brillantes de limpios.

Sobre la roca

Construye tu vida sobre la Roca, sobre Dios, pues ante toda tempestad te mantendrá firme.

La verdad siempre saldrá a la luz

En ocasiones decimos ser algo que no somos solamente para poder agradar a los demás, pero olvidamos que la verdad siempre sale a la luz, tarde o temprano.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario