Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Enfocarnos mucho en nosotros mismos nos puede llevar al egoísmo, por ello es importante ampliar nuestro horizonte y ver también la necesidad de los demás. Quizás estemos limitados en ayudar materialmente a nuestro prójimo; sin embargo, nuestra oración a favor de alguien que pasa por una necesidad es gratuita y además es agradable a Dios.

¿Cómo es tu oración?

Las crisis personales nos llevan a orar, pero también el sufrimiento de los demás debe ser parte de nuestra intercesión.

…La oración eficaz del justo puede mucho. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.

Santiago 5:16b-17 (RVR 1960)

Muchas veces creemos que nuestra oración no tiene importancia porque somos débiles en muchas áreas. Sin embargo la Palabra resalta que el profeta Elías era semejante a nosotros, y su oración fue efectiva porque quien hace la obra es Dios y no nosotros.

La oración frustra los planes del enemigo

Con la oración de Elías se frustraron los planes del enemigo para el pueblo de Israel, así que con tu intercesión por los demás, ya sea para sanidad, salvación, situación adversa o desánimo, estamos yendo en contra de lo él ha estado planeando.

El clamor a Dios revertirá la situación adversa y se cumplirá su voluntad porque Él tomará el control de determinadas situaciones.

No esperes más para empezar a orar por tu prójimo, pues eres un instrumento de Dios para que los cambios se produzcan a tu alrededor.

¡Sé generoso en tu oración personal!


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
5
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta