Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Benjamín Parra, en su segmento Otra perspectiva de Uno nunca sabe, nos habló acerca del tema del mes aquí en CVCLAVOZ, que es el Espíritu Santo. Un tema delicado y profundo, sobre el cual, como siempre, aclara que lo que da al respecto es su opinión. 

Voluble, volátil y caprichoso

Así inicia el tema, dando a conocer los diferentes puntos de vista de la gente en su entorno sobre su persona. Eso a modo de dejar ver que su opinión puede no ser compartida por algún oyente del programa. Porque como a muchos, sus pensamientos sobre la Biblia con el paso del tiempo han ido cambiando y su segmento, por ello se llama Otra perspectiva.

Sabiendo que iba a hablar sobre este tema, se preparó con su tutora, Eliana Balsura, a quien da el crédito por lo que expuso en dicho segmento. Por ello comienza diciendo acerca de la historia cristiana, que no siempre fue ordenada. Por el contrario, pasaron 300 años para lograr proclamar la religión cristiana como tal. Muchos de los que escribían lo hacían inspirados.

Cuenta asimismo, que Constantino les exigió un canon con documentos inspirados y otros que no se consideraban inspirados. Costó mucho ponerse de acuerdo. Uno de los temas en los que diferían era en la trinidad de Dios. Para los judíos ortodoxos Dios era solo uno. Por mucho tiempo hubo y sigue habiendo diferencias. 

Considera que hoy día aún sigue siendo trabajada y repensada la doctrina. Hay muchos pensamientos teológicos que se siguen cuestionando. Y con respecto al Espíritu Santo dice que hemos estado leyendo más las epístolas de Pablo que las palabras de Jesús.

¿Qué fue lo que dijo Jesús acerca del Espíritu Santo?

Tenemos que escuchar a Jesús primero porque Jesús es Dios y Pablo no lo es. Jesús nos dijo que el Espíritu Santo nos guiaría a toda verdad, nos convencería, nos enseñaría todas las cosas. Ahora, ¿qué o quién es la verdad? Jesús es la verdad. Por tanto, el Espíritu Santo nos hace sentir la presencia de Jesús. Conduce nuestra mirada a Jesús.
La función especial del Espíritu Santo es esa; llevarnos a la verdad, que es Jesús. La traducción literal de Paracletos es alguien que fue enviado para hacernos sentir que Jesús está a nuestro lado, está con nosotros. Su función principal por tanto es apegarnos a Cristo.

Entendamos que el Espíritu Santo es Dios, Jesús es Dios y el Padre es Dios. Pero son dos las funciones del Espíritu Santo. Y debemos ir a lo que ocurrió en Pentecostés, cuando envió al Espíritu Santo, que hubo llamas de fuego y quienes no entendían lenguas las hablaron, se entendieron. 

Resulta muy interesante que a la vez que nos hace sentir que Jesús está con nosotros y nos entiende porque vivió como hombre, eso también es el Espíritu Santo. Lo segundo es que nos hace hábiles para hablar el mismo idioma de la gente.

Insistió Bejamín en que no podemos seguir hablando en cristianés ni cristiánense. El Espíritu Santo nos habilita para comunicarnos de manera que nos entienda la gente, porque cuando amamos a la gente, queremos que nos entiendan. Y necesitamos darles un buen mensaje. Nos habilita para hablar de manera que nos puedan entender. 
Esa viene siendo la manifestación más alta del Espíritu Santo, cuando media para que esa persona que no conoce a Jesús pueda entender la esperanza que tenemos en Él. El Espíritu Santo nos habilita para amar como nos ama Jesús y comprenderlos y mostrarles que Dios los ama. 

Es la importancia de impactar a una persona con algo que nadie más les ha mostrado cuando tal vez les da el mismo mensaje. Lo entienden, por lo que hace el Espíritu Santo a través de nosotros. Y a todos nos dio la gran tarea de seguir compartiendo Su verdad, porque Él no iba a poder llegarle a todo el mundo. 

Hoy día con los medios, con las redes podemos llegar a millones de personas. Tenemos la oportunidad de llegarle al mundo entero y debemos buscar del Espíritu Santo para que nos ayude. 

El Espíritu Santo y otras formas de verlo

El Espíritu Santo vino para guiar nuestra mirada hacia Jesús, que es el centro del Evangelio y como no está físicamente, el Espíritu Santo nos impregna de la personalidad y del amor de Jesús. Nos habilita para sentir que Jesús está con nosotros y su segunda función es habilitarnos para poder, con palabras y acciones transmitirles el amor de Dios a todos.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
6
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta