Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; más en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.

Lucas 5:4-6 (RVR 1960)

Esta parte de la Biblia relata que Jesús se prestó el barco de Pedro para enseñar a la multitud que le seguía; después le pidió al dueño que volviera a echar sus redes para pescar, pero él manifestó un hecho esencial: «toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado», todo su trabajo fue en vano, porque no tuvo resultados.

Y nada hemos logrado…

¿Alguna vez te has esforzado trabajando en algo y no has conseguido nada? Imagina la frustración y decepción que sintieron estos pescadores porque todo su esfuerzo fue en vano, estaban con las manos vacías; sin embargo, la obediencia a Jesús les devuelve la esperanza.

Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía.

Lucas 5:4-6 (RVR 1960)

A pesar de que Pedro era consciente de lo mal que le fue en su trabajo, decidió confiar en Jesús. En sus palabras menciona claramente “…y nada hemos pescado; más en tu palabra echaré la red”, es decir, “no pude hacerlo con mis propias fuerzas, pero lo haré contigo”. Este paso le dio la oportunidad de observar un gran milagro en su vida ¡Gloria a Dios!

Dios bendice mi trabajo

Es una frustración que las cosas no te salgan bien después de tanto esfuerzo, tal vez te sientes como Pedro y nada has logrado luchando en tus propias fuerzas; quizá es tiempo de dar lugar a Jesús en tu vida y dar pasos hacia adelante.

En esta oportunidad quiero animarte a trabajar, pero en el nombre de Jesús. Ya no confíes más en ti mismo, sino aprende a depender del Señor, recuerda que Él es experto en realizar milagros y nunca te dejará solo.

Te animo a buscar al Señor para compartirle tu aflicción, así como Pedro, entrégale tus cargas y preocupaciones; pero no solo pidas, sino sé obediente a su Palabra, en su nombre echa la red y nada te faltará ¡Dios bendiga grandemente tu vida!


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
2
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta