Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Navidad en latín significa nacimiento, ¿con qué palabra tú representarías la «navidad»?

La mayoría de la gente seguramente la asemejaría con obsequios, decoraciones, negocios o incluso la familia; pero, ¿cuál es el propósito de esta celebración?, ¿será que Dios aprueba estas tradiciones?

El origen de la navidad es un «nacimiento»

El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo; José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Mateo 1:18-20 (RVR 1960)

José estaba comprometido con María pero al quedar ella embarazada, obviamente trajo inseguridad en su relación. La cultura en ese tiempo era dura para aquellas mujeres desleales o inmorales porque las apedreaban en público, por lo que él consideró separarse en secreto porque no quería denigrarla.

En esta parte de la historia se muestra el gran amor que José sentía por María, a pesar de la incertidumbre, solo pensó en su bienestar, por lo que quería dejarla secretamente. Sin embargo, es detenido por un ángel quien confirma que el embarazo tenía un propósito divino: «lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es».

Entonces, ¿Jesús nació en una cuna de oro?

Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

Lucas 2:6-7 (RVR 1960)

Cuando María iba a dar a luz no había espacio en un lugar apropiado, por lo que tuvieron que acomodar «un pesebre», un recipiente donde comen los animales, para el nacimiento de su hijo. Obviamente el pesebre se encontraba afuera de la casa y con un olor típico a ganado, lo cual no era tan agradable.

El Señor nos da una lección con su nacimiento que quizá contradice nuestras tradiciones, porque no se trata de quién recibe el mejor regalo o tiene una increíble decoración, tampoco de negocios o dinero, sino de la llegada de Jesús y su propósito.

¿Cuál fue el propósito?

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Mateo 1:21 (RVR 1960)

El mensajero angelical declaró breve y claramente el nacimiento de Jesús al mundo, nos recuerda que el propósito fue salvarnos de nuestros pecados. Nos salva primeramente del castigo del pecado y del poder que este tiene sobre nosotros.

Por tanto, esta fecha no te preocupes si no tienes trabajo, dinero o una gran casa para decorar, solo preocúpate por tener un corazón agradecido y ¡celebremos! porque Cristo decidió dejar su trono por nosotros, se hizo hombre, fue humillado, maltratado y llevado a una cruz para pagar el precio de nuestros pecados para que nosotros podamos disfrutar de la salvación.

Gracias a su nacimiento podemos orar y acercarnos con toda confianza a su trono ¡tenemos otra oportunidad para empezar de nuevo! Te animo a ocupar un tiempo precioso con tu familia y amigos para compartir este gran amor, recuérdalo y que quede en la memoria de aquellos que te acompañan: ¡la prioridad es Jesús!


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
5
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta