No rechaces el perdón

No rechaces el perdón

Muchas veces el peso de la culpa por lo que hicieron, lleva a las personas a pensar que nunca podrán ser perdonadas por Dios. Incluso, hay gente que afirma que si aun Dios los perdona ellos no se perdonarán, rechazando así un perdón inigualable.

¿Rechazarías el perdón estando a punto de morir?

En 1829 un extraño punto legal tuvo que ser discutido en Filadelfia. Cuando un hombre, llamado Jorge Wilson, sentenciado a muerte por robo del correo con asesinato, fue redimido por el presidente Andrew Jackson. 

Sin embargo, por alguna extraña razón, Wilson rehusó aceptar la absolución, insistiendo que un indulto no tiene efecto si no es aceptado.

El asunto tuvo que volver al Tribunal Supremo, el cual sentenció de acuerdo con este principio: “El perdón legal depende de la persona implicada. Es difícil suponer que alguien sentenciado a muerte rehúse el indulto, pero si tal es el caso no hay perdón. Jorge Wilson debe ser ahorcado”. Y ahorcado fue, a pesar de haber sido perdonado por el Presidente.

No lo rechaces

Esa historia ilustra la situación que vive mucha gente, que sabiendo que Dios los redimió y que pueden ser salvos a través de la sangre de su Único Hijo, rechazan este regalo e insisten en ser condenados.

No hay condenación para todo el que cree en él, pero todo el que no cree en él ya ha sido condenado por no haber creído en el único Hijo de Dios.

Juan 3:18  (NTV)

Lo único que debemos hacer para obtener el perdón de Dios es creer en Él y reconocer nuestra condición de pecadores. No se trata, como muchos creen, de hacer buenas obras, sino de ser lo suficientemente humildes como para reconocer nuestra situación y la necesidad que tenemos de Él.

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Efesios 2: 8,9 (RVR 1960)

La salvación está al alcance de todos y es gratuita; sin embargo, no todos están dispuestos a aceptarla por su orgullo, porque quieren alcanzar la salvación por sus propios medios, siendo condenamos irremediablemente por su propia mano.

No rechaces un perdón tan grande e inmerecido, solamente un necio se condenaría a muerte por su orgullo. Incluso, si ya tienes una relación personal con Dios y te alejaste o le has fallado, pide perdón y regresa a sus brazos, te está esperando.

Oración del día

Señor Jesús, este día vengo a ante ti reconociendo que soy pecador, que te he fallado y que en mi necedad he lastimado también a otras personas. Te pido que me perdones, reconozco que soy pecador, deseo poder ser libre de esta carga, reconozco que te necesito y quiero pasar la eternidad junto a ti. Dame la fortaleza y sabiduría para vivir de acuerdo a tus mandamientos. En el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Alguna vez sentiste que hiciste algo que no tenía perdón? ¿Cómo aceptaste ese perdón y volviste a Dios?


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Como niños, con humildad y sencillez

Con resultados duraderos para la eternidad

Puedes hacer muchas cosas buenas por los demás, pero nada se comparará con darles la oportunidad de tener la vida eterna.

Nada nos puede separar

Saber que nada nos puede separar del amor de Dios nos debe dar una gran seguridad y confianza y también nos debe motivar a cumplir la gran Comisión.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario