No tienes que ser perfecto para ser amado
No tienes que ser perfecto para ser amado

No tienes que ser perfecto para ser amado

Muchas personas tienen la idea errónea de que tienen que ser perfectos para ser amados por Dios, pero sucede todo lo contrario, nadie tiene que ser perfecto para ser amado por Él.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16 (RVR 1960)

El amor de Dios es único y no tiene comparación. No hay una condición de perfección para que nos ame porque Jesús es la base de su amor hacia nosotros.

En comparación con amor que podemos recibir de otras personas, el amor de Dios no cambia ni se disipa, su amor permanece por la eternidad.  

 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 8:38-39 (RVR 1960)

No tienes que ser perfecto pero sí ser sincero

La sinceridad de nuestra condición pecaminosa como humanos, y creer en el sacrificio que Jesús hizo en la cruz, al dar su vida por nuestra salvación de las consecuencias del pecado, es lo que nos permite disfrutar de su amor.

Una vez que invitamos a Jesús como nuestro Salvador, el Espíritu Santo va obrando en nosotros en un proceso de santificación, llevándonos a la perfección.

Como todos hemos atravesado por diferentes vivencias, recorremos distintos procesos con Dios, pero con el mismo objetivo, que nuestra vida sea transformada.

Dios te ama, no lo dudes. Si ya aceptaste a Jesús como Salvador, no te rindas en el proceso, sino que mantente dependiente de Él y deja que te transforme. Pero si aún no invitaste a Jesús como tu Salvador, sólo ora por un momento, dile a Dios que reconoces que eres pecador pero crees que Jesús pagó por tus pecados y que por su sangre fuiste salvado. 

Oración del día

Dios, te doy gracias por Jesús y por darme la oportunidad de conocer de tu amor infinito, quiero conocerte más y afirmarme en tu camino. No dejes que me separe de ti, tu conoces mi corazón y cuando estoy por desmayar. Sostenme en tu infinito amor. 

Gracias por amarme, aunque no sea perfecto, en el nombre de Jesús, amén.

Aplicación

¿Cómo experimentas el amor incondicional de Dios? ¿Cómo describirías tu relación con Dios?

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Qué es lo que Dios ve en mí?

A veces creemos que no hay esperanza para nosotros, pero si pudiéramos saber qué es lo que Dios ve en nosotros, veríamos nuestro verdadero valor.

Necesitamos estar a cuenta

Dios nos dio la posibilidad de acercarnos a Él por medio de su Hijo; sin embargo, tenemos que hacer nuestra parte, necesitamos estar a cuenta con Él.

Más allá de lo que podamos imaginar

No te enfoques en las circunstancias, son pasajeras. Enfócate en las maravillas que Dios está preparando para ti en la eternidad; van más allá de lo que podamos imaginar.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

2

Deja un comentario