Puestos los ojos en Él 

Puestos los ojos en Él 

Jesús abrió el camino para que tengamos acceso directo a la presencia de Dios. Nos otorgó la libertad de escoger dónde vamos a pasar la eternidad. Eso nos debe invitar a no rendirnos, a ser fructíferos para Él y a tratar de ser conformados a Su imagen. Debemos tener puestos los ojos en Él.

puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

Hebreos 12:2 (RVR 1960)

En el tiempo de ser escrito el libro de Hebreos, los judíos que creyeron en Jesús sufrieron persecución de los incrédulos. Sigue existiendo la persecución, por lo que necesitamos seguir orando. Alcemos nuestras súplicas a Dios para la protección de todos los creyentes que están siendo perseguidos. 

No dejemos de orar incesantemente, y de buscar tener nuestros ojos siempre puestos en Él. Lo debemos buscar con fe, porque es más que nuestro ejemplo, nuestro destino final. No olvidemos que pagó el precio de nuestros errores y por tanto le debemos agradecimiento eterno. 

Necesitamos perseverar y tener puestos los ojos en Él siempre

Nunca dejemos de enfocarnos en Dios y Su gran poder e inigualable amor. Quitemos los ojos de los problemas que nos agobian. Permanezcamos con nuestros ojos, nuestra mirada puesta en Él. El camino, la verdad y la vida para nuestra salvación

Mantener nuestros ojos puestos en Él, en Jesús, nos ayuda a mantener la perspectiva correcta. Cuando enfrentamos pruebas y dificultades es fácil que nos desanimemos y perdamos de vista la realidad. Ampliemos la vista para ver el panorama completo y veamos cómo seguir adelante. 

Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante.

Hebreos 12:1 (NTV)

Jesús es el ejemplo perfecto de los que significa correr la carrera de fe habiendo soportado la vergüenza de ser despreciado, abatido y crucificado. En el capítulo doce completo de Hebreos se nos anima a perseverar en la fe y mantener los ojos puestos en Jesús

Y es que Jesús es la fuente de nuestra fuerza y confianza en medio de las pruebas y dificultades de la vida. Cuando estés pasando por ellas, porque las habrá, recuerda que Él está contigo y por eso te puedes sentir victorioso, aunque aún no haya llegado el final. Será un final de victoria con Jesús.

Oración del día

Amado Señor, te estaré eternamente agradecido por Tu amor, por Tu sacrificio por mí. Ayúdame a fortalecer mi fe y mi confianza en Ti cada día para poder seguir en esta carrera de la vida sin rendirme. 

Que siempre recuerde yo que Tú no prometiste quitarnos todos los problemas, sino que nos acompañarías a través de ellos. Apóyame y sostenme cuando quiera ser conformado a Tu imagen. Necesito mucha ayuda con eso. Mantendré los ojos puestos en Ti, y lo digo en tu nombre, Jesús, amén. 

Aplicación

Cuéntame de una ocasión en que quitaste tus ojos de Dios y te enfocaste en tu problema o situación por la que estabas pasando. ¿Cómo lograste enfocarte de nuevo en Jesús?


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Fidelidad que permanece

Las promesas de Dios jamás expiran, porque el respaldo de la fidelidad que permanece está en la Biblia.

Los procesos sapientísimos de Dios

Los procesos sapientísimos de Dios pueden ser muy difíciles de entender y a veces pueden hacer que nos frustremos, pero sin duda alguna los necesitamos.

Esa gran comisión con Su poder

Debemos estar atentos para hablar de Jesús a quienes no tengan una relación con Él y contarles nuestra historia.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario