Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Descuidar nuestro tiempo con Dios, puede llevarnos a hacernos sordos a Sus deseos; por lo tanto, es importante que oremos y le pidamos que nos permita ser guiados por Su Espíritu. Él nos dará la fortaleza y sabiduría para seguir Sus instrucciones. En la medida que pasemos más tiempo con el Señor en nuestro diario vivir, mejor podremos escuchar Su voz.

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Romanos 8:14 (RVR 1960)

Verdaderos hijos de Dios

Si bien es cierto que todos somos su creación, no necesariamente todos calificamos ni parecemos sus hijos, a menos que tengamos una relación genuina con Él y que nuestro comportamiento siempre lo refleje; lo cual sólo sucederá si somos guiados por Dios, por Su Espíritu, sólo así podremos ser llamados hijos de Dios.

Recuerda que mientras estemos en esta vida Dios nos transformará todo el tiempo; sin embargo, es necesario que hagamos nuestra parte para ser más parecidos a Jesús.

Reflejar Su imagen a otros debe ser nuestro objetivo y lo lograremos  medio de nuestras acciones, nuestras palabras e incluso nuestros pensamientos.

 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

2Corintios 3:18 (RVR 1960)

Debemos estar en contacto con Dios la mayor parte de nuestro tiempo, en pensamiento, en palabra y en obras; de esa manera podremos permitir al Espíritu Santo transformarnos de gloria en gloria a la imagen de nuestro Dios.

Somos una obra de arte en elaboración.

Para Dios somos obras de arte en elaboración y para poder llegar a ser lo que Él quiere, solo tenemos que permitir que la Palabra nos transforme, que Dios nos guíe, aumentar nuestro conocimiento acerca de Jesús y Sus promesas. Nuestro propósito es ser esa obra maestra y pasar la eternidad a Su lado.

Al soltar las riendas y permitir que Dios nos moldee, sentimos la paz y la certeza de que Él está diseñándonos; permite que trabaje en ti, pídele sabiduría, mansedumbre, bondad y poder reflejar Su imagen a otros.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
3
1
0
0
0
Already reacted for this post.