Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

En muchas ocasiones recibimos mensajes de personas que se han alejado de Dios debido a diferentes situaciones conflictivas, su argumento se basa en que no recibieron Su ayuda, al menos no en la forma que esperaban.

Suele suceder que las circunstancias difíciles nos aturden y no tenemos claridad en nuestros pensamientos, de esta manera, terminamos responsabilizando al Señor de las consecuencias de nuestros actos.

Es verdad que al momento de sufrirlas, no somos conscientes de que sólo son un resultado de nuestras decisiones.

No obstante, si tomamos un momento y analizamos cuidadosamente nuestra situación, nos daremos cuenta que vivimos de acuerdo a nuestro criterio, que lamentablemente deja de lado a Dios. Y cuando ya no vemos salida posible, recordamos que Dios existe, acudimos a Él y queremos que haga lo que bien nos parece.

Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. No te dejes impresionar por tu propia sabiduría. En cambio, teme al Señor y aléjate del mal. Entonces dará salud a tu cuerpo y fortaleza a tus huesos.

Proverbios 3:5-8 (NTV).

Sin embargo, las cosas no funcionan de esta manera, como dice el Proverbio, no tendríamos que depender de nuestro entendimiento, sino del Señor, y no sólo en momentos de dificultad, sino en todo tiempo.

Coincidirán conmigo que dejarnos impresionar por nuestra sabiduría es bastante fácil, los resultados los vemos cuando de pronto todo comienza a salir mal.

Si te encuentras en esta situación, quiero decirte que no todo está perdido, si bien las consecuencias deberás vivirlas, no significa que tienes que afrontarlas solo; hoy te animo a reconocer tu error y a volver a Dios. Sé honesto contigo y con Él, no permitas que el orgullo te aleje de Su presencia y te prive de Sus tiernos cuidados.

Recuerda que al dejar tus propios caminos y buscar a Dios, no sólo agradas a tu Creador, sino también traes bendición a tu vida.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

12
8
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja un comentario