¿Tienes algo más que el hoyo donde escondes tu tesoro?

¿Tienes algo más que el hoyo donde escondes tu tesoro?

Si eres de las personas que se pasa contemplando sus posesiones materiales, pero no les da ningún uso y tampoco ayuda a nadie, deberías pensar en ¿qué te quedaría si quitaras todos tus bienes materiales? ¿Tendrías algo más que el hoyo donde escondes tu tesoro?

Solamente el hoyo le pertenecía

A Arthur Morris, banquero y fundador del Plan Morris, le gustaba explicar la fábula de un avaro que enterró su oro en un hoyo en el campo. El hombre, cada noche salía y se recreaba contándolo.

Un criado cayó en la cuenta de lo que hacía su amo, fue al hoyo, sacó el oro y se dio a la fuga.

El avaro, desolado,  puso el grito en el cielo. Un amigo le dijo:

  • Tu no has perdido nada realmente. Aquel oro no era de ningún beneficio para ti ni para nadie más. Todavía tienes el hoyo. ¿Por qué no te imaginas que aún tienes el oro y vas y contemplas el hoyo cada noche?

Al final del día, ¿qué es lo que te queda?

Existen muchas personas que sólo son felices o hallan su razón de ser en sus posesiones, pero, ¿qué sucede si en algún momento pierden aquello que tanto aman?

Cuando ponemos nuestro corazón en las cosas terrenales, al igual que el banquero, lo único que tenemos es un hueco inmenso, no poseemos nada más.

Al terminar el día, cuando todo está en silencio, ¿qué es lo que te queda? Cuando llegue el final de tu vida, ¿qué te llevarás?

Y luego dijo: «¡Tengan cuidado con toda clase de avaricia! La vida no se mide por cuánto tienen».

Lucas 12:15 (NTV)

Si eres de las personas que sólo se ha ocupado de acumular y contemplar sus tesoros, es hora de que te replantees algunas cosas y comiences a llevar ese hoyo con algo más que cosas materiales.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Sus tiempos, no los nuestros

Nos gusta que las cosas sucedan cuando nosotros queremos, en el momento que planeamos, y olvidamos que los Sus tiempos son mejores que los nuestros.

¿Obligas a tu alma a estar contenta?

Muchas veces acudimos a distracciones pasajeras tratando de obligar a nuestra alma a estar contenta; sin embargo, solo Dios nos dará el gozo que necesitamos.

¿Estás alimentando tu madurez espiritual?

La única manera de reflejar a Jesús, es conociéndolo mejor y pasando más tiempo con Él, en oración y en la Escritura.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario