Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

La creencia de que Jesús fue vegetariano no es nueva; de hecho, se cree que viene desde el siglo IV, algunos grupos cristianos judíos sostenían que Jesús condenó el consumo de animales. Hay varios pasajes que usan como referencia para afirmar que Jesús una aprobaría que los humanos hagan daño a los animales con la intención de comerlos. Pero ¿esa es suficiente explicación para decir que Jesús fue vegetariano?

Para comprender cuál era la dieta de Jesús debemos ver el contexto histórico. En aquel tiempo, comer animales era parte de la cultura judía; por lo tanto, es altamente probable que Jesús haya crecido con esa costumbre y no era ajeno a comer carne.

Jesús instó a sus discípulos a aceptar la comida de otros

Hay un pasaje en particular en donde Jesús insta a sus discípulos a aceptar lo que otros les inviten, sin despreciar nada:

En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros. Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa. En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante.

Lucas 10:5-8 (RVR1960)

Esto nos indica que Jesús no quería que los discípulos rechacen lo que otros daban de buena voluntad, ya sea que incluya verduras o carne.

Jesús y las prohibiciones de la comida

Hay un momento en especial en donde Jesús se refiere a la comida. Por el contexto, se entiende que en aquella época también había creencias de qué era lo que debía o no comerse. Al respecto, Jesús respondió:

«¿Ustedes tampoco entienden?—preguntó—. ¿No se dan cuenta de que la comida que introducen en su cuerpo no puede contaminarlos? La comida no entra en su corazón, solo pasa a través del estómago y luego termina en la cloaca». (Al decir eso, declaró que toda clase de comida es aceptable a los ojos de Dios). Y entonces agregó: «Es lo que sale de su interior lo que los contamina».

Marcos 7:18-20 (NTV)

Jesús dejó en claro que hay momentos en los que nos preocupamos más por la comida que contamina, que por las cosas que ensucian nuestra alma. En la aclaración que hace el autor de este Evangelio deja constancia de que toda clase de comida es aceptable a los ojos de Dios.

Jesús no fue vegetariano

Hay pasajes bíblicos puntuales en donde se registra que Jesús comió carne, por lo que podemos tener la convicción de que no fue vegetariano; por ejemplo:

En la Pascua

Llegó el día de los panes sin levadura, cuando es necesario sacrificar el cordero de la pascua. Jesús envió a Pedro y a Juan con estas instrucciones: «Vayan a preparar todo para que comamos la pascua.»

Lucas 22:7-8 (RVC)

Durante la Pascua se acostumbraba comer cordero del sacrificio; el cual se acompañaba con panes sin levadura y otras hierbas. Antes de su muerte, Jesús ordenó que sus discípulos preparen todo para la celebración; y posteriormente, ellos lo festejaron juntos.

Después de su resurrección

Cuando ya estaba amaneciendo, Jesús se presentó en la playa; pero los discípulos no se dieron cuenta de que era Jesús. Y él les dijo: «Hijitos, ¿tienen algo de comer?» Le respondieron: «No». Él les dijo: «Echen la red a la derecha de la barca, y hallarán.» Ellos echaron la red, y eran tantos los pescados que ya no la podían sacar.

Jesús les dijo: «Vengan a comer.» Y ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: «¿Tú, quién eres?», pues sabían que era el Señor. Entonces, Jesús tomó el pan y les dio de él, lo mismo que del pescado.

Juan 21:4-6, 12-13 (RVC)

Después de resucitar, Jesús se encontró con sus discípulos. Él les ordenó que pescaran y posteriormente les invita a comer.

¿Un cristiano debe ser vegetariano?

Que Jesús no fuese vegetariano no nos impide de serlo. Si una persona decide dejar de consumir productos provenientes de los animales, está bien. Así como también es correcto si hace lo contrario. Como en la época antigua ya existía este debate, Pablo dijo lo siguiente y se sigue aplicando hasta la actualidad:

Unos creen que se puede comer toda clase de alimentos, pero otros que tienen dudas creen que solamente se pueden comer verduras. El que coma toda clase de alimentos no debe creerse mejor que aquel que no come de todo. Y el que no come de todo no debe criticar al que come toda clase de alimentos, pues Dios lo aceptó así.

[..] El que come todos los alimentos lo hace para agradar al Señor, pues le da gracias. El que no come de todo, lo hace también para el Señor, y le da gracias. Todos vivimos para el Señor y ninguno vive o muere para sí mismo.

Romanos 14:2-7 (PDT)

Como Jesús mismo dijo, no debe preocuparnos tanto qué está prohibido o permitido comer, ya que lo que va a nuestros estómagos no contamina nuestro corazón. Nuestro enfoque debe estar en los asuntos espirituales, y lo demás debe ser después.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Leave a Reply