Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy en día, la ciencia ha podido determinar ciertos factores de riesgo para el autismo que son importantes conocer.

La probabilidad de que un niño o niña sea diagnosticado con autismo está aumentando rápidamente en cualquier parte del mundo. Aún no está claro si esto se debe a que la ciencia ahora lo puede determinar a temprana edad o si existen otras razones.

El trastorno del espectro autista afecta a los niños y niñas de todas las razas y nacionalidades. Sin embargo, existen determinados factores de riesgo para el autismo que aumentan la posibilidad de padecerlo.

Grandes son las obras del Señor; estudiadas por los que en ellas se deleitan.

Salmos 111:2 (NVI)

Principales factores de riesgo para el autismo

1. El sexo del bebé

Si es una niña la posibilidad de tener autismo es menor en comparación con los niños. Por su parte, los niños tienen cuatro veces más probabilidades de padecer trastorno del espectro autista que las niñas.

Te recomiendo que leas este artículo 3 mujeres diagnosticadas autistas de grandes.

2. Antecedentes familiares

Cuando ya hay un niño con autismo en el hogar es muy probable que el próximo niño o niña que nazca también esté dentro del espectro. A pesar de todo, este es uno de los factores de riesgo para el autismo que no es determinante.

Puede que no suceda así, pero la ciencia ha podido comprobar que el segundo niño que nace dentro del espectro, todavía es más fuerte la incidencia en él. Es decir, hay una mayor gravedad de los signos en el segundo niño en comparación con el primero.

También es frecuente que alguno de los padres de un niño autista, tengan problemas menores con las habilidades sociales de comunicación o con ciertas conductas típicas de trastorno.

3. Bebés prematuros

Otro de los factores de riesgo para el autismo son los bebés extremadamente prematuros. Los bebés que nacen antes de las 26 semanas de gestación, pueden tener un mayor riesgo de padecer autismo.

4. La edad de los padres

Cuando la mujer está en una edad de riesgo (después de los 35 años) y tiene un bebé, este pudiera nacer con autismo. Otro caso sería una mamá joven, pero el papá es un hombre mayor. No obstante, se necesita seguir investigando sobre este y otros factores de riesgo para el autismo que implica la edad de los padres.

5. Los factores genéticos

En los últimos cinco años, los científicos han identificado una serie de cambios genéticos raros o mutaciones asociadas con el autismo, y se ha identificado más de 100 genes de riesgo de autismo.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no se da una sola mutación, sino una combinación compleja y variable de riesgo genético. Así como de factores ambientales que afectan el desarrollo prematuro del cerebro.

Investigaciones recientes sobre los factores de riesgo

Uno de los factores de riesgo que se encuentra actualmente en estudio en la Universidad de Cambridge es la relación que existe entre los altos niveles de testosterona en el fluido amniótico de las embarazadas y el autismo.

Las investigaciones recientes han determinado que las mujeres embarazadas que dieron a luz a niños con autismo, tenían en común los niveles de testosterona altos en el líquido amniótico.

Este reciente avance permite identificar posibles casos de autismo durante el embarazo. Similar a la prueba prenatal de la amniocentesis, la más usada en la identificación del Síndrome de Down.

Sin embargo, la posibilidad de determinar si un bebé viene con autismo o no, ha permitido el surgimiento de nuevas interrogantes: ¿Se interrumpirán los embarazos sabiendo que un bebé viene con autismo? o ¿Se desarrollarían nuevos proyectos que permitan mejorar la calidad de vida de estos niños desde el nacimiento?

Otros factores de riesgos a considerar

  • Enfermedades en la mujer durante su embarazo que desencadenan importantes reacciones inmunológicas.
  • Dificultades durante el parto. En particular aquellas en las que hay privación de suministro de oxígeno al cerebro del bebé.
  • Tratamiento para la epilepsia y tratamiento con ácido valproico durante la gestación.
  • Exposición de la mujer embarazada a altos niveles de pesticidas y contaminación del aire.
  • El uso de antibióticos en niños que acaba de nacer.

También te sugiero veas este video con contenido adicional sobre los factores de riesgo para el autismo.

¿Conoces otros factores de riesgo para el autismo? Escribe tus ideas y comentarios. Recuerda que la persona más importante para ayudar a tus hijos, eres tú. ¡Tú puedes!

Si sospechas que tu hijo está dentro del espectro autista y quieres detectar el autismo, consulta urgente con tu pediatra. Envíame tus preguntas al correo electrónico: [email protected]


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta