Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

En esta travesía llamada vida, nuestro servicio es parte de nuestro compromiso y palabra con otros y más con los que son parte de nuestra familia de la fe. El servicio es algo que muchos piensan que es obligatorio, pero la realidad que es una actitud del espíritu para ayudar ante cualquier necesidad que puedan tener los demás. No solo nos da la oportunidad de ver a otros estar bien, sino que también nos ayuda a ser y sentirnos más completos.

¿Por qué el servicio, compromiso y la palabra van de la mano?

Cuando servimos nos comprometemos con la idea de brindarle algo en específico a alguien que necesita de ello. Comprometernos nos lleva a ser más conscientes de las necesidades de los demás. Esto nos lleva a ser entendidos con la situación de otros y nos da la oportunidad de suplirla. De la misma forma que todas nuestras necesidades Dios se encarga de ellas nosotros somos sus embajadores para cuidar de nuestros hermanos.

Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

2 Corintios 5:20 (RVR1960)

Los embajadores tienen la responsabilidad de tener a su vez la representación integral de un gran líder. En nuestro caso como embajadores de Dios tenemos la responsabilidad de imitar sus acciones. Somos sus manos, oídos y voz en la tierra para aquellos que no le escuchan, ven ni oyen. Por lo que es importante que nuestro servicio sea uno de imitar por otros.

Hemos sido llamados a servir

El servicio como parte de nuestro DNA

Pero a Dios le agradó elegirme antes de mi nacimiento y en su generoso amor me llamó a su servicio.

Gálatas 1:15 (RVR1960)

Nuestro servicio es parte de nuestro compromiso, por lo que es nuestro compromiso en el que esta envuelta nuestra palabra. Nuestra palabra esta ligada a nuestra integridad, ya que si no somos íntegros en lo que hablamos y decimos a otros, dónde queda Dios en todo. Es parte de nuestro mandato y parte de nuestro compromiso con todos el servir a un nivel que se puede considerar vital para nosotros en Cristo.

 Y todo lo que hagan, háganlo con amor. Ustedes conocen a la familia de Estéfanas y saben que ellos fueron los primeros creyentes de la región de Acaya. Ellos se han comprometido a servir al pueblo de Dios. Por eso hermanos,  les pido que obedezcan a los que son como ellos y a todos los demás que trabajan duro para el Señor.

1 Corintios 16:14-16 (RVR1960)

En fin, servir a otros nos ayuda a crecer en nuestra vida y relación con Dios. En el más grande aspecto y en el más importante, nos ayuda a ser uno con nuestro prójimo y nos da la oportunidad de vivir en armonía. A continuación unos aspectos y beneficios de como servir nos ayuda a nosotros mismos.

8 beneficios al servir a otros

  1. Te ayuda a sentirte útil para con los demás.
  2. Una gratitud enorme al ver a los demás poder seguir adelante por ti.
  3. Te ayuda a sentirte realizado.
  4. El agradecimiento del que ayudas.
  5. Creas nuevas conexiones.
  6. Fortalece lazos entre tu y la comunidad que te rodea.
  7. Ganas experiencia para aplicar en otros proyectos.
  8. Te divertirás muchísimo.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
2
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta