Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
La compasión es el sentimiento de ternura y de identificación ante los males de alguien; y como cristianos debemos practicarlo siempre.

La Biblia habla acerca de la compasión y hace hincapié en la importancia de ser compasivos con los demás; esto es porque, en primer lugar, Dios tiene compasión de nosotros; y, segundo, porque Jesús mismo aplicó este principio con su ejemplo.

Qué dice la Biblia acerca de la compasión

Dios tiene compasión de nosotros

Sé que no hemos sido destruidos porque Dios nos tiene compasión.
Sé que cada mañana se renuevan su gran amor y su fidelidad.

Lamentaciones 3:22-23 (TLA)

Dios es amor, y Él manifiesta esa parte de su identidad a través de la compasión.

Como nuestro Padre, Él no nos trata como realmente merecemos, sino que puede sentir empatía por nosotros; un claro ejemplo de esto es que se hizo humano y vino a la Tierra. Como Jesús pasó por todas las tentaciones y aflicciones que nosotros sentimos. Él experimentó en carne propia las angustias que vivimos; por lo que su compasión es genuina y sabe qué es estar en nuestro lugar.

Jesús fue un ejemplo de compasión

Y al ver la gran cantidad de gente que lo seguía, Jesús sintió mucha compasión, porque vio que era gente confundida, que no tenía quien la defendiera. ¡Parecían un rebaño de ovejas sin pastor!

Mateo 9:36 (TLA)

Jesús practicó la compasión durante los años que estuvo en la tierra. Por ejemplo, aunque Él sabía que la muerte no es el final de la existencia, lloró al ver el dolor de las personas que hacían duelo (Juan 11). La Biblia dice que debemos alegrarnos con quien se alegra, y acompañarlo en su tristeza (Romanos 12:15); y Jesús hacía lo mismo: practicaba la compasión a diario.

Es nuestro deber practicar la compasión

Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

Efesios 4:32 (DHH)

Por último, todos deben ser de un mismo parecer. Tengan compasión unos de otros. Ámense como hermanos y hermanas. Sean de buen corazón y mantengan una actitud humilde.

1 Pedro 3:8 (NTV)

Debemos practicar la compasión porque eso es lo que recibimos de Dios; además, Jesús nos dejó el ejemplo y no podemos seguirle si es que no imitamos su conducta.

La Biblia habla acerca de la compasión en varios momentos cuando vemos historias bíblicas que refieren a este tema; pero nuestro deber es aplicarlo en nuestra vida diaria. Así como recibimos compasión, debemos ser compasivos con otros.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
0
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta