Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Hace unos días, en un artículo en este blog, me referí a la fragilidad de la comunidad cristiana en el tiempo presente. Puede parecer impropio que me cite a mí mismo, pero no tengo en el momento otro referente para la idea siguiente:

Creo que estamos viviendo momentos bastante frágiles como comunidad de creyentes en el mundo y me toca decirlo.

Benjamin Parra Arias, “Instalar mi blog en la conciencia pública”, Opinión CVCLAVOZ

Encuentro diversas razones para sostener la afirmación mencionada y, ya lo sabemos, este espacio no permite mucho despliegue de ideas. De modo que voy a elaborar las que me parecen más inmediatas a fin de ilustrar la fragilidad de la comunidad cristiana en este tiempo.

Asimilación profunda al espíritu de la época

La característica primordial de la iglesia en sus albores y en muchos otros momentos de la historia, ha sido combatir el espíritu de la época y los males que ella engendra. Ha luchado contra la injusticia, la opresión de los poderosos, la desigualdad y el maltrato a las personas más vulnerables de la sociedad.

Estar en contra del espíritu del mundo no es abominar de la forma de vestir, de ciertas costumbres sociales o de frecuentar ciertos lugares. Es estar contra lo que destruye la comunidad humana: toda la comunidad humana, no sólo la de los creyentes.

Intenta hacerse grata a la cultura predominante. Ha asimilado posturas públicas adversas a la naturaleza del mensaje de Jesús, ha confundido tecnología con mensaje, ha desvalorizado la fortaleza del mensaje cristiano público y militante. Entre otras cosas, ha abandonado también la denuncia y el liderazgo en la opinión pública.

Esta es una de las razones de la fragilidad de la comunidad cristiana.

Institucionalización del concepto de reinado de Dios

Otro elemento que da cuenta de la fragilidad de la comunidad cristiana es que ha igualado el concepto de reino de Dios con iglesia. Supone que la iglesia es el reino de Dios. La realidad es que la iglesia es parte del reinado de Dios en el mundo.

Este reinado abarca todos los aspectos de la vida y no solo la institucionalidad eclesiástica o el futuro en los cielos. Es presente y en él tiene responsabilidades políticas, económicas, culturales y sociales que lo hacen sal y luz en el mundo, no sólo luz. Por cierto la institución tiene su lugar, pero no lo abarca todo.

Reducción del mensaje cristiano a un “pasaje” a los cielos

La salvación, tema central en el mensaje cristiano presente, ha sido singularizada al máximo. Se trata, únicamente, de “salvarse del incendio”. Con todo lo importante que este tema parezca a la mayoría de los creyentes, excluye una idea central de la obra de Jesús:

…(P)or cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Colosenses 1:19-20 (RVR1960) Las palabras destacadas son nuestras

Estas son las palabras claves: todas las cosas, tierra, cielos. Más de alguna vez he preguntado en seminarios de capacitación: “¿Qué les parece esto de que Jesús vino a reconciliar todas las cosas? ¿Cuáles son todas las cosas? ¿Qué significa las de la tierra?”

Esto debería explicarse por sí solo. Pero creo que debido a la fragilidad de la comunidad cristiana en este tiempo, son palabras que no parecen tener significado para la mayor parte de la audiencia.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

4
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.