Muchas familias adquieren mascotas para hacerlas parte de sus vidas. Hoy en día hay más variedad en el tipo de animal que se elige, pero entre los más populares siempre está el perro. Los caninos son fieles compañeros que durante siglos han sido amigos de los humanos. Sin embargo, también se han reportado casos de millones de personas que han sido mordidas o atacadas por ellos. Esto es especialmente preocupante porque la mayoría de las víctimas son niños. Para detectar el porqué los perros atacan, un grupo de investigadores de dos universidades se reunieron para analizar este asunto.

Estudiosos de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio y el Centro Médico Wexner hicieron una investigación que se publicó en la International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. Ellos revisaron los casos acumulados durante quince años sobre traumas faciales relacionados con perros. Evaluaron el tamaño de la herida, el desgarro del tejido, las fracturas óseas y otras lesiones, y crearon una escala de gravedad del daño. Además, examinaron archivos desde 1970 que detallaban las mordeduras de perros según la raza.

≪Analizamos específicamente cómo se relaciona la raza con la frecuencia y la gravedad de las mordeduras. […] Queríamos brindarles a las familias datos que les ayuden a determinar el riesgo para sus hijos e informarles sobre qué tipo de perros se desempeñan bien en hogares con niños. […] Los niños pequeños son especialmente vulnerables a las mordeduras de perros porque pueden no notar signos sutiles de que un perro puede morder≫, afirmó el Dr. Garth Essig, autor principal de la investigación. Además señaló que la investigación ≪destaca un importante problema de salud pública y proporciona un nuevo marco para la toma de decisiones para las familias que consideran ser dueños de perros≫.

Te interesa:  ¡Dios quiere felicidad para ti y para mi!

De los resultados obtenidos de la investigación, encontraron que los perros más propensos a la violencia son aquellos que tienen cabezas anchas y pequeñas que pesan entre 30 y 45 kilos. Asimismo también los pitbulls y los perros de raza mixta. Es cierto que hay otros factores que influyen. Por ejemplo, cuando los niños pequeños se apropian de algo que le pertenece al perro o cuando, a propósito, lo despiertan cuando está durmiendo. Los comportamientos abruptos de los niños a los perros puede hacer que ellos reaccionen defensivamente y con violencia; y por consecuencia, los ataquen. Es por tal razón que los padres deben considerar si desean tener una mascota en el hogar y cómo planean educar al hijo y al perro.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Essig, G., Sheehan, C., Rikhi, S., Elmaraghy, C., & Christophel, J. (2019). Dog bite injuries to the face: Is there risk with breed ownership? A systematic review with meta-analysis. International Journal Of Pediatric Otorhinolaryngology117, 182-188. doi: 10.1016/j.ijporl.2018.11.028

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.