¿Crees que eres capaz de vencer el miedo?

¿Crees que eres capaz de vencer el miedo?

Los temores de las personas, suelen ser de lo más variados: algunos le tienen miedo a las alturas, otros en cambio temen a la muerte o a la enfermedad  y otros hasta se sienten paralizados cuando tienen que hablar en público. De un modo u otro, todos queremos vencer el miedo.


Una forma clave para contrarrestar los temores ha sido “la terapia implosiva”. Esta se ocupa de tratar directamente la causa de la ansiedad o temor. Por ejemplo, si una persona le tiene miedo a los insectos, se la introduce en un lugar donde esté rodeada de ellos. De esta manera se busca que enfrente el temor y pueda vencerlo. En la mayoría de los casos después de poco tiempo, el miedo se pierde.


Ahora hablemos de nuestro interior, el miedo y la inseguridad provienen de una autoestima dañada, por lo que es importante trabajar en restaurar la identidad. Si sabes quién eres, el miedo no te dominará. 

Si crees que no puedes dar más de lo que has dado o si tienes miedo a fallar, entonces no conoces verdaderamente tus capacidades o bien dudas de ellas. Una persona que tiene heridas en su interior, será más propensa a tener sentimiento de inferioridad y ser demasiado sensible a la opinión y valoración que los demás hacen de ella.

Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es él…

Proverbios 23:7ª (RVR 1960)

Vence el miedo con Dios

La mente es un instrumento muy poderoso, porque así como pienses vas a actuar, si piensas que eres perdedor, vas a perder siempre. Si piensas que no puedes o que vas a ser avergonzado, eso es lo que pasará. 

Es por esta razón que el diablo trabaja primero en tus pensamientos, porque tu mente te limita, tu comportamiento siempre será el resultado de lo que crees de ti. Si crees que eres poca cosa, tus pensamientos te dirán lo mismo y actuarás con miedo e inseguridad en cada momento.


En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

1a de Juan 4:18 (RVR 1960)


Lo que debemos entender es que el miedo no es de Dios, pero es justamente con Él que lo puedes vencer. Si sientes que el miedo te domina, esta es una señal a la que debes prestarle atención. 

Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

Deuteronomio 31:8 (RVR 1960)

¡No eres un perdedor, eres un hijo de Dios y vencerás el temor!

Oración del día

Señor perdóname por los pensamientos que tengo, hoy reconozco que hay una herida en mi interior y te pido que la sanes, quiero enfrentar todo reto con la cabeza en alto, sabiendo que puedo, porque soy tu hijo y me has dado la capacidad para vencer. Gracias, porque en ti soy más que vencedor. En el nombre de Jesús amén.

Aplicación

¿Cómo contrarrestas los temores que se presentan en tu vida?  


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Llevando cautivo todo pensamiento

Debemos tener cuidado con los pensamientos, pues ellos pueden llevarnos a alejarnos de Dios, por eso llevemos todo pensamiento cautivo a la obediencia a Cristo.

No nos podemos dar por vencidos

Si bien la lucha diaria puede ser ardua, no nos damos por vencidos porque tenemos el respaldo del Todopoderoso y eso es más que suficiente.

No pierdas tu tiempo para ganar dinero

En ocasiones olvidamos el orden de nuestras prioridades y escogemos perder el tiempo para ganar dinero, ¿te ha pasado?

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario