Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Mateo 6:6 (RVR 1960)

Como todo padre, Dios anhela conversar con cada uno de sus hijos y escuchar sus necesidades o saber cómo se encuentran. También promete recompensa a todo aquel que lo busca y confía en Él.

La Biblia dice que debemos encontrarnos con Dios en nuestro aposento. La palabra “aposento” en el griego antiguo era usada para un almacén donde se guardaban tesoros. Por lo tanto, podemos decir que hay tesoros esperándonos en nuestro cuarto de oración.

Entrar en el aposento es para tener un encuentro personal con Dios

La idea de entrar en nuestro aposento es para tener un encuentro personal con Dios y que nadie nos distraiga o interrumpa la conversación. Esto no significa que Jesús no está de acuerdo con la oración pública, lo que Dios quiere es hablar personalmente con cada uno de sus hijos.

Busquen al Señor mientras puedan encontrarlo; llámenlo ahora, mientras está cerca.

Isaías 55:6 (RVR1960)

Dios está dispuesto a ayudar

Dios es la persona a la que podemos acudir no solamente con la esperanza de que escuche nuestros problemas, sino también de encontrar una respuesta, consejo o ayuda a todas nuestras necesidades. La Biblia dice:

Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos.

Hebreos 4:16 (NTV)

Dios es todopoderoso

Dios es el omnipotente y el omnipresente, quien todo lo puede y quien está presente en todas partes al mismo tiempo. Por esta razón, no te limites cuando entres a tu aposento y converses con Él. Al contrario, orar con fe es la clave para ver el poder de Dios sobre nuestras vidas.

Por consiguiente, entra a tu aposento confiando en Dios y estando seguro de que vas a recibir aquello que esperas. Y cuando salgas de tu aposento, espera en su voluntad. La promesa de Dios para es que todo aquello que le confiamos en secreto, Él lo resolverá en público, por lo tanto, oremos en todo tiempo.

Nunca dejen de orar.

1 Tesalonicenses 5:17 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
4
3
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta