Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El dolor es inevitable, pero la Palabra de Dios es fuente de fe, fortaleza, seguridad y esperanza.

No te rindas, hay esperanza

Si la situación que estás enfrentando hoy, amenaza con desanimarte y hacer que te rindas, no olvides que no estás solo. Si ves que el problema empeora en vez de mejorar, recuerda que Dios es Soberano y Todopoderoso.

La Biblia dice que del Señor es la tierra y Su plenitud, el mundo y los que en él habitan. También asegura que Dios tiene planes de bien y no de mal para tu vida, a fin de darte un futuro y una esperanza maravillosa.

En Josué 1:5, Dios mismo promete no abandonarte. “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.” Por lo tanto, no te rindas, hay esperanza.

Mantengámonos firmes sin titubear en la esperanza que afirmamos, porque se puede confiar en que Dios cumplirá su promesa.

Hebreos 10:23 (NTV)

El plan perfecto de Dios para tu vida no es el sufrimiento.

La vida desde un principio fue hermosa y libre de sufrimiento. Sin embargo, cuando Adán y Eva pecaron, cambiaron las cosas.

Lamentablemente el pecado trajo una serie de consecuencias que provocan dolor y desesperación. Pero con Dios, siempre hay esperanza. Él promete un cielo nuevo y una tierra nueva.

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Apocalipsis 21:1-4 (RVR 1960)

Con esto quiero recordarte que hay esperanza en Dios y que un día todos tus sufrimientos tendrán fin.

La esperanza que tenemos

Un día estaremos en esa tierra nueva de la cual habla la Biblia y disfrutaremos de la eternidad. Esa es la esperanza que tenemos. Por lo tanto, sigue adelante que no es el final.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

9
3
3
0
0
0
Already reacted for this post.