Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

La señora Brown estaba hablando confidencialmente con la madre de un niño de 8 años, quien escuchó con atención toda la historia de murmuración que había traído la visitante. La madre, temiendo que el niño soltara alguna frase de las cosas oídas, le dijo:

-Suponte que la señora Brown hubiese dejado aquí su monedero, ¿lo entregaríamos a otra persona?

-¡Oh, no! – replicó el pequeño –lo guardaríamos bien guardado por si ella  venía a reclamarlo.

-Pues bien- explicó la madre- la señora Brown ha dejado aquí una historia que tiene mucho más valor que un monedero, por el daño que podría hacer si lo pasáramos a alguna persona; por eso, tanto tú como yo tenemos que guardarla bien guardada.

-¿Por qué? – Preguntó el niño.

-Porque esta historia podría no ser verdad, y es lo que más me temo. Podría ocurrir que la señora Brown viniera a confesar como error y si la hubiésemos pasado a otros nos veríamos en un gran compromiso, y si no fuera verdad y la  pasáramos a otra persona, nos haríamos cómplices de una mentira. Así que lo más prudente es guardarla con mucho cuidado ante una de estas dos posibilidades.

Cuando la gente llega a ti con historias, ¿Te detienes a pensar si es verdad o corres a contarlas a alguien más?

Mucha gente disfruta de llevar chismes de un lugar a otro, sin ponerse a pensar en la persona que es protagonista de esas historias, no miden las consecuencias y, en ocasiones, van distorsionando todo, al punto de que después ya no saben qué es verdad y qué no.

Proverbios 10:19 nos da un sabio consejo: “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.” (RVR1960)

No hables por hablar, refrena tu lengua para que no peques contra tu prójimo. Ponte a pensar que al decir las cosas tan ligeramente, podrías destruir a la persona, su carrera, ministerio, su familia y amistades.

Sé prudente, y si alguien llega a ti con chismes detenlo, no seas parte de eso, no prestes tus oídos a cosas que no te edifican y que podrían lastimar a otros. Sé sabio y refrena tus labios.  


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
1
0
3
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta