Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Todos tenemos dependencia de alguna cosa o de alguna persona o grupo de personas y por eso te vamos a dar algunos factores que indican que eres una persona dependiente. Hay diversos tipos; pero hoy vamos a hablar de la dependencia emocional. Y en esta hay niveles: moderada, severa o gran dependencia.

Indicadores de dependencia emocional

1. Tiendes a poner a los demás antes que tú en todo

Antepones los gustos y las necesidades de tu pareja o las personas que viven contigo aunque sean muy distintos a tus gustos, o con ello coarten tu libertad. Tiendes a dar siempre la razón y no haces peticiones que sientas que les pueden molestar. Cedes a hacer con ellos actividades que no son de tu agrado y puedes llegar a desatender tus responsabilidades por complacerlos. Es uno de los factores que indican que eres dependiente.

2. Justificas, excusas o buscas el lado positivo en la persona que te hace daño

Es un patrón de dependencia emocional, cuando a pesar de saber que te hace daño una relación, la continúas. Siempre buscas justificaciones para el daño que te hacen o le das la vuelta a las acciones negativas. Son excusas que se hacen factores que indican que eres dependiente de esa relación. Sientes que si se termina, no vas a poder seguir adelante. O incluso puedes pensar que no vas a conseguir otra relación. Sea de amores o de amistad.

3. Dejas tus opiniones y proyectos en segundo plano

Esto llega a hacer un desequilibrio en tu relación. Sientes que todo lo que tu opinas o piensas no es de valor o no tiene importancia. Por tanto, te dejas llevar por la otra persona o personas con las que compartes tu día a día. Los complaces en todo y no te atreves ni a decir algo que en algún momento piensas que los puede beneficiar. No crees en tí mismo. Piensas que solo las otras personas tienen la razón en todo y no vale la pena ni opinar. Es un factor importante que indica que eres dependiente.

4. Si terminas una relación, te deprimes y no sientes deseos de hacer nada

Es un indicativo de que eres una persona dependiente, si terminas con una relación y sientes que ya no hay nada que tenga sentido para ti. Son casos en los que tienen que recurrir a terapia, porque pueden caer en depresión y si te dejas atrapar, no vas a poder salir de ella sin ayuda profesional. Sientes que la única manera de acabar con la tristeza y la ansiedad que te causa la ruptura es volver a comenzar la relación. Es otro factor que indica que eres dependiente.

5. Demuestras miedo de perder a la otra persona

Sientes desesperación y nervios cuando la otra persona o personas no aprueban tus comportamientos o maneras de pensar. Haces todos los cambios posibles para amoldarte a lo que es aceptable para ellos. Cuando te escuches continuamente pidiendo perdón o disculpas, y queriendo anticiparte a los gustos de otros, puedes estar seguro de que eres una persona dependiente emocionalmente.

La dependencia de otras personas puede llegar a ser como una adicción y lamentablemente no lleva a nada bueno. La dependencia en Dios, por otra parte, es algo que nos da paz, nos da sosiego, nos fortalece precisamente para evitar este tipo de dependencias emocionales. Con Dios en nuestra vida, teniendo una fuerte relación con Él y leyendo y estudiando Su palabra a diario, lograremos dejar esas dependencias dañinas y negativas para nosotros.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

3
3
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta