Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos
Quizá nos resulte más sencillo identificar la falsedad en la gente; pero cuando se trata de nosotros, a menudo ignoramos nuestros rasgos negativos. Por eso es primordial que siempre vayamos a la Biblia para examinar nuestro comportamiento; y dejemos que la Palabra de Dios nos confronte con la realidad de la verdad.

En la Biblia encontramos que hay acciones hipócritas que tal vez estemos practicando. Cada una de ellas es un llamado de atención para que seamos humildes, nos arrepintamos y pidamos perdón a Dios.

Tipos de hipócritas, según la Biblia

1. Dice amar a Dios, pero no ama a la gente

Si alguno dice que ama a Dios, pero odia a su hermano, es un mentiroso. Porque si no ama a su hermano, a quien puede ver, mucho menos va a amar a Dios, a quien no puede ver.

1 Juan 4:20 (PDT)

La Biblia deja en claro que no podemos decir que amamos a Dios si odiamos a nuestro prójimo. No solo es una contradicción, sino que también demuestra que hipocresía y mentira.

Esto es así porque el amor no hace discriminación; Dios mismo nos ama a todos por igual, pese a las cosas que hayamos hecho; por lo tanto, nosotros no podemos criticar a otros y decidir quién es digno de amor y quién no.

2. Juzga a otros y no se fija en sus propios errores

¿Y por qué te preocupas por la astilla en el ojo de tu amigo, cuando tú tienes un tronco en el tuyo? ¿Cómo puedes pensar en decirle a tu amigo: “Déjame ayudarte a sacar la astilla de tu ojo”, cuando tú no puedes ver más allá del tronco que está en tu propio ojo? ¡Hipócrita! Primero quita el tronco de tu ojo; después verás lo suficientemente bien para ocuparte de la astilla en el ojo de tu amigo.

Mateo 7:3-5 (NTV)

Una persona hipócrita es muy rápida para notar los errores de otros, pero pasar por alto o ignora los suyos. La Biblia nos enseña que los hipócritas se creen más que los demás; y subestiman sus propios pecados. En cambio, resalta las equivocaciones de otros y las hace ver como si fueran peores que las que él o ella comete.

La hipocresía va en contra de los principios bíblicos porque no permite que veamos a los demás como iguales, sino que nos creamos más que el resto.

3. No vive lo que predica

Entonces, ¿por qué en lugar de enseñar a otros no te enseñas a ti mismo? Tú le dices a la gente que robar no está bien, pero robas. Dices que no se debe cometer adulterio, pero cometes ese pecado. Dices que detestas a los ídolos, pero entras a los templos a robarte esos ídolos.

Romanos 2:21-22 (PDT)

Para un hipócrita es fácil establecer reglas o estándares de vida; pero cree que está sobre toda ley y esa persona no cumple nada de lo que predica.

Esto no significa que solo los líderes pueden caer en la hipocresía, sino que cualquier persona que exige y no cumple también está practicando este mal comportamiento.

4. Vive una vida de apariencia

¡Qué mal les va a ir! Aparentan ser gente buena y honrada, pero en realidad son hipócritas y malvados. Son como una tumba pintada de blanco, que por fuera se ve limpia, pero que por dentro está llena de huesos y de suciedad.

Mateo 23:27-28 (TLA)

La hipocresía a veces no se detecta con rapidez porque hace que la persona viva una vida perfecta, en apariencia. La Biblia nos muestra que los hipócritas tienen una fachada inmaculada; y que en el fondo se encuentra todo lo opuesto a lo que se aparenta.

Cuando examinamos la Biblia, vemos que Jesús hizo cambios desde dentro hacia afuera; por lo que si alguien es hipócrita entonces nunca dejó que Jesús transforme su vida.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

8
1
0
2
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta