Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Exploremos un poco más aquel reduccionismo que confina la obra de Jesús a un futuro escatológico, convirtiéndola en la insaciable obsesión del más allá.

Me sigue sorprendiendo, y esto no es algo nuevo en mí, cómo la religión cristiana ha reducido la obra redentora de Jesús a una esperanza plus ultra.

Reconciliación con todas las cosas

He citado, y soy repetitivo de más en esto, lo siguiente:

…y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.

Colosenses 1:20 (RVR1960) – Las cursivas son agregadas

La insaciable obsesión del más allá ha enturbiado el alcance universal de la acción de Jesús en esta tierra. Y en ese pasaje, todas las cosas quiere decir algo muy profundo que resaltaré: todas las cosas.

¿Comprende mi amable audiencia que quiere decir todas las cosas?

Quiere decir que el alcance restaurador, el programa reconciliador de Jesús abarca tanto la vida individual como la vida social.

En otras palabras, todas las cosas incluye más que el alma. Abraza la política, la economía, la cultura entendida como la totalidad del quehacer humano y la participación social.

Esta responsabilidad es oscurecida por la insaciable obsesión del más allá.

Una mirada hacia atrás

Desde los inicios mismos de la manifestación cristiana en el mundo se enfrentaron dos posturas. Aquella que entendía la obra de Cristo como acción en el mundo, y la otra que la entendía como obra después del mundo.

No hay espacio para explorar todo el asunto aquí. Pero digamos que se enfrentan en esta discusión dos influencias. Una era tradición judía con su entendimiento de la esencia humana como una y entera en este mundo.

La otra es la tradición griega con su constructo filosófico de una dualidad cuerpo/alma. La consecuencia de esta segunda postura es evidente: la salvación no está aquí. Está más allá, en el ámbito del alma.

Por eso gobierna a la mayoría de los creyentes la insaciable obsesión del más allá.

Un equilibrio interesante sería ponernos a practicar una insaciable obsesión por el más acá y contribuir a mejorar los días de las personas y de la sociedad hasta donde sea posible.

…él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.

Miqueas 6:8 (RVR1960)

Si lo miran bien, eso es bastante más acá


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

5
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta