Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

“Los medios hegemónicos”. Solía pensar que esta frase era parte del discurso político para culparlos del desastre social.

Intento en esta nota explorar si este apelativo tiene fundamento. No sé si eso va a explicar el desastre, pero al menos arrojará alguna luces sobre el poder de los medios

Me propuse investigar un poco en los sitios de internet de los diarios más importantes de cualquier país. Aparte de mirar titulares y alguna nota que sea interesante, busqué al final el perfil del medio. Ahí se puede encontrar en buena parte por qué se alude a ellos como los medios hegemónicos.

Un formidable poder de comunicación

En casi la totalidad de los casos, el medio consultado es propiedad de un grupo editorial que controla una veintena de medios de comunicación, entre los que se cuentan periódicos, revistas y estaciones de radio, la mayoría de ellos de alcance nacional.

Este es un formidable poder de comunicación. Una importante cantidad de millones de habitantes del país mira el mundo a través del prisma de ese medio. No hay que olvidar que la línea editorial es determinada por un reducido grupo de personas con recursos inimaginables.

Por eso, creo, es adecuado referirse a ellos como los medios hegemónicos.

Esto es muy lejos del cualquier persona común que sale día a día a trabajar para ganar un sueldo mensual. Salario que, aunque no lo crean, representa un segundo de tiempo estelar de publicidad en la televisora donde este conglomerado emite sus anuncios.

En la mayoría de nuestros países, la prensa, la televisión y la radio están concentrados en no más de tres o cuatro grupos.

El antiguo tema del poder y el dinero

Es característico de los conglomerados que una inmensa cantidad de negocios, de las más diversas índoles, es manejado por apenas dos o tres familias.

Bueno, uno dice familias, pero en realidad es un jefe —o jefa— de familia y tal vez dos o tres parientes cercanos. Así que, en un hipotético ensayo de imaginación, no se trataría de más de una docena de personas claves. El resto son directores y ejecutivos que operan en obediencia a los dictados de los dueños.

Por supuesto, los dueños de los medios hegemónicos dirán que proporcionan trabajo y desarrollo humano para millones de personas.

Pero a nosotros nos interesa aquí sólo subrayar el inmenso poder de influencia que ellos tienen sobre las instituciones políticas. Influyen sobre la legislatura, organismos claves del estado e incluso a veces sobre el poder judicial.

Ni qué decir tiene de los muchos casos en que su ámbito de poder determina o afecta considerablemente decisiones del poder ejecutivo nacional.

No es sólo un asunto de tamaño. Se trata de cómo se influye y se moldea la forma y el fondo en que un país funciona merced al peso de ese poder económico. Un poder que está acompañado siempre de la potente presión que ejercen sus propios medios de comunicación.

Así que esto de los medios hegemónicos no es sólo cosa de discurso.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

2 comments on “Los medios hegemónicos más allá del discurso

Deja una respuesta