Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Para todas las cosas que encargamos y tenemos que armar, nos envían un manual adjunto. Es la mejor manera de lograr poner las piezas en orden, que permanezcan adosadas y funcione mejor eso que pedimos. Sea una mesa, silla o mueble. Nuestro manual de la vida es la Biblia.

Muchos dicen que no hay universidad para la vida, que la misma vida misma nos enseña, pero no. Tenemos ese manual, esa guía para vivir mejor, una guía que nos permite evolucionar y ser mejores personas: La Biblia. Es clave leerla para mejorar la vida porque no solo mejoraremos nosotros, sino que motivaremos a todos en nuestro entorno.

La Biblia fue escrita por hombres inspirados por Dios. Hombres que recibían instrucción directa de Él. Y luego por hombres que vivieron y compartieron con Él cuando estuvo acá, nuestro Emmanuel, Dios con nosotros, y presenciaron Sus milagros y sintieron de cerca Su amor y Su poder.

Es la fórmula para una vida mejor

Si leemos la Biblia y la analizamos, nos daremos cuenta que todas las historias en ella nos enseñan. Encontramos ejemplos de lo que está bien y lo que no. De las consecuencias que trae separarnos de los caminos de Dios. De lo que sucede cuando nos comportamos haciendo daño a otros.

Nos enseña cómo lograr tener paz. Leyendo la Biblia aprendemos a mejorar nuestra vida porque nos ayuda a perdonar, a no permitir que nada nos aleje de las enseñanzas que Dios nos dejó en ella para mejorar la vida. Cuando nos apasionamos por Su palabra, nos damos cuenta de que es viva y poderosa.

Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos.

Hebreos 4:12 (NTV)

Ser cada día más como Jesús

En los proverbios escritos por Salomón, encontramos ejemplos claros de las consecuencias del bien y del mal. Nos da consejos, quien pidió sabiduría a Dios y lo tuvo todo. De la vida de Jesús obtenemos un ejemplo a seguir. Intentemos parecernos cada día más a Él.

Solo leyendo la Biblia podremos mejorar nuestra vida porque estaremos seguros de aquello que a Dios le place. Necesitamos comportarnos más como a Él le gusta, pues nos ama tanto, que muchas veces no lo podemos ni creer. Por eso es necesario leer la Biblia para creerlo y mejorar nuestra vida.

Dios nos invita a permanecer con Él a cada instante de nuestra vida, para poder ver Su gran amor y poder. Es un Dios generoso que le gusta complacernos, si sabe que nos va a hacer bien lo que le pedimos. Si leemos frecuentemente la Biblia, tal como una guía para vivir, lograremos permanecer en Dios.

Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran, ¡y les será concedido!

Juan 15:7 (NTV)

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

7
9
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta