Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

En muchas ocasiones, cuando pedimos algo pensamos que la respuesta llegará de una determinada manera y cuando no es así nos frustramos; pero ¿estás seguro de que Dios no ha respondido tu petición?

Una respuesta diferente

El reconocido evangelista Luis Palau, contaba una experiencia:

«Cuando vivía en Argentina leí la historia de Jorge Muller, el gran hombre de fe, y viví una época de crisis. El banco en que  trabajaba había estado en huelga por 42 días. No recibíamos salarios, mi madre era viuda, yo tenía cinco hermanas y un hermano más joven.

Después de leer las experiencias de Jorge Muller dije: “Señor, yo no he tenido ninguna experiencia propia de respuesta a la oración. Envíame algún dinero para que pueda tomar el autobús”.

En mi mente me figuraba el modo como Dios respondería sería que alguien hubiese perdido alguna moneda de 25 centavos que yo encontraría en mi trayecto a pie. Aun cuando esperaba que Dios obraría, me levanté bastante temprano para ir andando hasta el banco, pues aquel era el primer día después de la huelga.

Llegué a la primera parada y pensé que allí podía habérsele caído algún dinero a alguien, pero no encontré nada; anduve hasta la segunda parada con el mismo pensamiento, y fue lo mismo.

Cuando hube andado unas tres cuadras, oí a alguien que estaba tratando de sacar del garaje un coche con poca batería, me ofrecí a ayudarle empujando por detrás pero el hombre no me dio nada, y llegué a la cuarta parada todavía sin ninguna moneda.

De repente oí el frenazo de un coche. Era aquel que yo había ayudado, y al verme su conductor abrió la ventanilla y me dijo que le dispensara por no haberme llevado donde yo me dirigía. “Suba – me dijo- y lo llevaré”.

No recibí la moneda pero entendí que Dios respondía a mi petición de otro modo que el que yo suponía. Dios nos contesta muchas veces de algún modo diferente del que nosotros habíamos supuesto»

Dios siempre responde

Quizás no de la forma que esperas, pero el Señor siempre responde; por eso es bueno detenernos a meditar para ver si estamos seguros de que Dios realmente no ha respondido a nuestras peticiones o si su respuesta fue diferente a la que esperábamos.

1 Juan 5:14, dice:

 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

(RVR1960)

¿Estás seguro de que Dios no ha respondido tu petición?

Las respuesta de Dios no necesariamente tienen que ser ese momento y tampoco de la forma en la que esperamos. A veces, el Señor decide que es mejor darnos un “no” por respuesta o que debemos esperar.

Quizás en el momento no lo llegamos a entender y nos enojamos, pero en su soberana e infinita Sabiduría, Dios nos responde de acuerdo a lo que necesitamos y a lo que es mejor para nosotros.

Espera en el Señor y confía en Él, Dios siempre responderá tus oraciones y obrará para bien, porque los que confían en Él no serán defraudados jamás.


El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

6
4
1
0
0
0
Already reacted for this post.