¡Yo también estaba allí!

¡Yo también estaba allí!

Normalmente cuando hablamos de la crucifixión de Cristo, pensamos en un hecho lejano ocurrido hace miles de años, pero lo cierto es que nosotros también estuvimos allí.

Presentes en la crucifixión

Rembrandt, el famoso artista holandés, pintó un cuadro de la crucifixión en el que captó de manera vívida la agonía de Cristo y su sufrimiento en la cruz. Las expresiones de los que contemplaban a Cristo reflejaban asimismo la crueldad y el dolor de la crucifixión.

Una de las cosas más significativas del cuadro, aparte de la figura de Cristo agonizante, es el autorretrato de Rembrandt que figura entre los observadores en la penumbra. Esta era a manera de Rembrandt de decir: ¡Yo también estuve allí! Yo ayudé a crucificar a Cristo.

Al igual que Rembrandt, nosotros también fuimos parte de la crucifixión de Jesús.

El pecado de todos nosotros

Si bien es cierto que la crucifixión de Jesús sucedió hace miles de años, Él también lo hizo por nosotros, para que pudiéramos ser redimidos de nuestros pecados y ser salvos.

Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas; hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el Señor puso sobre él los pecados de todos nosotros.

Isaías 53:6 (NTV)

Por todos nosotros

El sacrificio de Jesús fue para todos nosotros, para que pudiéramos tener vida eterna. Nadie hubiera sido capaz de salvarse por sus propios medios, necesitábamos la intervención de Dios.

No hubo ni habrá amor más grande que el de Jesús, quien voluntariamente se entregó para que nosotros tuviéramos vida eterna.  Si hubiéramos intentado hacerlo sólo en nuestras fuerzas hubiéramos fracasado.

Cuando éramos totalmente incapaces de salvarnos, Cristo vino en el momento preciso y murió por nosotros, pecadores.

Romanos 5:6 (NTV)

Debemos vivir de tal manera nuestras vidas que nuestro agradecimiento por tan grande sacrificio esté siempre presente en todo lo que hagamos, porque tu y yo estuvimos presentes en la crucifixión.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

Buscando ser prestigiosos

No es malo tener aspiraciones y lograr prestigio, pero que eso no nos haga sentir superiores y tratar despectivamente a otros, permanezcamos humildes.

Nadie hará tu parte

La prédica no termina en la reunión donde se la hace, ni es responsabilidad de sólo una persona, requiere que todos hagamos nuestra parte para que esté completa.

No te desgastes discutiendo

A veces podemos enfrascarnos en discusiones que solamente lastiman y no llevan a nada, por eso, no te desgastes discutiendo, actúa sabiamente.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Likes

0

Deja un comentario