Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos
Alcanzar la madurez emocional es un paso importante en la vida, porque repercute en las relaciones interpersonales y además es un factor influyente en el desarrollo integral. Pero ¿qué sucede cuando una persona que no es estable tiene hijos?

Ser un padre emocionalmente inmaduro puede afectar la crianza de los hijos y, por consiguiente, el porvenir de toda una generación. Al respecto, la psicoterapeuta LCPC Joyce Marter explica que este tipo de padre:

puede conducir a comportamientos regresivos […] y puede desencadenar depresión, ansiedad, síntomas de trauma, abuso de sustancias y otras condiciones de salud mental. También puede conducir a conflictos entre padres e hijos y desafíos continuos en la relación.

Por esa razón, toma nota de las siguientes señales que te alertarán si eres un padre que necesita madurar. O si eres hijo y uno (o los dos) de tus padres son emocionalmente inmaduros, este artículo te servirá para tomar medidas y así podrás ayudarlos a mejorar.

Un padre emocionalmente inmaduro…

No tiene una autoestima saludable

Una persona que no tiene una autoestima adecuada es un pésimo ejemplo en el hogar porque no forma de crianza no es en base al amor, sino al ego.

Según Marter, existen dos tipos de personas que están en esta categoría:

  • Agresores: Es un padre que tiene una imagen exagerada de sí mismo, es autoritario, agresivo, narcisista y no respeta los límites de los demás.
  • Víctimas: Es un padre «pasivo o pasivo-agresivo, a menudo atrapado en una narrativa de víctima y repetidamente permite que sus límites se vean comprometidos».

Tanto los padres agresores como víctimas son adultos que tienen una autoestima baja; y por este motivo no pueden formar lazos adecuados con sus hijos y son un mal ejemplo de amor propio. Un hijo que crece con padres así, tiene una alta probabilidad de seguir el mismo camino y no alcanzar una madurez emocional.

No se responsabiliza por sus acciones

Un padre emocionalmente inmaduro no acepta sus errores ni se responsabiliza por sus acciones. En lugar de ser consciente de sus hechos, culpa a otros y no quiere asumir las consecuencias. Marter afirma que hacer esto es negativo porque «no asumir la responsabilidad conduce a la falta de integridad, menoscaba la confianza e impide el perdón».

Si un hijo ve ese ejemplo en casa, es probable que crezca pensando que es una víctima de la vida y que lo malo que hace no es su culpa. Por otro lado, también puede desarrollar una actitud frívola y creer que tiene el derecho de hacer cosas malas porque al final, no sufrirá las consecuencias de sus hechos.

Utiliza mecanismos negativos de defensa

Marter explica que todos usamos mecanismos de defensa para lidiar con situaciones, pensamientos y sentimientos incómodos. El problema es que alguien que no es emocionalmente maduro no utiliza las herramientas adecuadas y lo que hace es recurrir a la:

  • Negación: Negarse a reconocer que existe un problema.
  • Proyección: Atribuye a los demás sus propias actitudes negativas.
  • Identificación proyectiva: Proyecta sus emociones negativas en los demás para usar y manipular a otros.

No siente empatía

Se da cuando un padre no puede comprender las emociones y sentimientos de otros. Piensa que su perspectiva es la única válida y, por lo tanto, todos los demás están equivocados menos él o ella.

Esta incapacidad para sentir empatía hace que se le dificulte formar vínculos cercanos con sus hijos; y a su vez, ellos crezcan sin un buen ejemplo de amor y compasión por otros.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

FUENTE
Marter, J. (2021). 4 Signs of an Emotionally Immature Parent. Psychology Today. Recuperado el 17 de enero de 2022, de https://www.psychologytoday.com/intl/blog/mental-wealth/202111/4-signs-emotionally-immature-parent.

Reactions

7
1
0
1
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta